EEUU se encamina a un nuevo título panamericano y Canadá desaloja a Cuba

Toronto 2015, archivo
Toronto 2015, archivo

Toronto,  Canadá. Estados Unidos se encamina en Toronto-2015 a un nuevo título panamericano secundado por el anfitrión Canadá, que relegó a Cuba, el histórico segundo habitante del podio.

A cuatro días del final de las competencias, Estados Unidos perforó la barrera de las 200 (201) medallas con un botín dorado de 76 preseas, mientras que Canadá se alzó hasta ahora con 64 distinciones máximas, una diferencia que a esta altura parece indescontable para los anfitriones.

El múltiple campeón de las Américas se da el lujo hasta de exhibir una discreta actuación en el atletismo, con apenas cuatro medallas doradas contra siete del local.

A ambos podios de la prueba reina del atletismo, los 100 metros llanos, Estados Unidos solo se subió al tercer escalón del femenino, una rareza para el múltiple campeón panamericano.

El canadiense Andre de Grasse, de 20 años, se proclamó el hombre más veloz del continente con un tiempo de 10.05 segundos, por debajo del récord panamericano (10 segundos), seguido por el barbadense Ramón Gittnes y con el bronce se quedó Antoine Adams, de la caribeña San Cristóbal y Nieves.

Entre las mujeres, la jamaiquina Sherone Simpson hizo honor a la tradición de la isla donde brilla Usain Bolt y se convirtió el miércoles en la mujer más veloz de las Américas con un tiempo de 10.95 segundos en el Estadio Panamericano de la Universidad de York.