Egipto confirmó pena de muerte a 183 islamistas

El Cairo. EFE. La justicia egipcia confirmó ayer la pena de muerte para 183 supuestos seguidores de los Hermanos Musulmanes, entre ellos el líder de la organización, Mohamed Badía, en un juicio masivo que ha sido criticado por los abogados y organismos de derechos humanos.

Otras 496 personas, de un total de 683 acusados, fueron absueltas, mientras que a otras 4 les aplican la cadena perpetua, en el fallo definitivo leído ayer por el presidente de la Corte Penal de Minia, Said Yusef, según la agencia oficial Mena.

“Cuando revisé la sentencia me di cuenta de que se ha hecho un castigo masivo- se ha cogido una lista de nombres y se ha decidido que a un número determinado se le dará una pena concreta”, explicó a Efe Jaled al Komi, abogado del condenado a muerte Murdi Mahmud. Su cliente, en prisión provisional, no reconoce la sentencia, explicó el letrado, quién aseguró que se trata de un fallo “irregular”.

El magistrado, conocido como el “juez de las ejecuciones” recomendó la pena de muerte para los acusados del caso y lo remitió al gran muftí de Egipto, Shauki Alam, el pasado 28 de abril para que este diese su dictamen no vinculante. La Fiscalía los acusaba del asesinato de un policía en los actos de violencia registrados el pasado agosto cerca de una comisaría de la aldea de Al Adua, en Minia, tras el desmantelamiento de las acampadas islamistas de las plazas cairotas de Rabea al Adawiya y Nahda.