Egipto recibió alerta de atentado

EL CAIRO (AFP).- Los servicios de seguridad egipcios recibieron tras los atentados de Londres una alerta sobre eventuales atentados Charm el Cheij, cuatro días antes de los ataques que causaron 67 muertos en esta localidad turística, indicó una fuente policial egipcia a la AFP.

“Tras los últimos atentados de Londres (del 21 de julio), los servicios de seguridad egipcios recibieron informaciones según las cuales era probable que se perpetraran atentados en Charm el Cheij”, indicó una fuente policial a la AFP.

Según esta fuente, esta alerta, cuyo origen no fue divulgado, llegó “cuatro días antes de las tres explosiones que sacudieron la ciudad” el sábado causando 67 muertos, según el último balance.

“Las fuerzas de policía fueron puestas en estado de alerta y la seguridad fue reforzada en toda la ciudad, donde se intensificaron los controles y la presencia policial”, añadió la fuente.

Por otra parte, los servicios de seguridad egipcios establecieron vínculos entre estos atentados de Charm el Cheij y los de octubre de 2004 en Taba, otra localidad turística del Sinaí (este).

El modo operacional, los blancos, la naturaleza de los explosivos, el momento elegido para los atentados y un sospechoso, apuntarían a esta pista, que los investigadores manejan prudentemente ya que podría llevarles hasta a un grupo islamista no identificado.

Estos indicios permitirían abandonar la “pista paquistaní”, desmentida ya el martes por los medios egipcios, según los cuales los seis paquistaníes sospechosos de haber participado en estos ataques serían inmigrantes ilegales que habrían atravesado clandestinamente la frontera con Israel.

Según una fuente de los servicios de seguridad, “los expertos del laboratorio criminal afirmaron que los artefactos empleados en los ataques de Charm el Cheij incluían una gran cantidad del mismo tipo de explosivos que se utilizó en Taba”.

“Los autores de los atentados de Charm el Cheij están probablemente relacionados con los responsables de los ataques de Taba”, añadió la fuente.

Cerca de 600 kilos de explosivos, cuyo género no fue precisado, fueron empleados el sábado pasado en los tres ataques de Charm el Cheij.

En octubre de 2004, 34 personas murieron en los atentados de Taba y Nueiba, dos localidades turísticas en orillas del mar Rojo, muy próximas a Israel.

Según esta fuente de seguridad, varios indicios “muestran que la estrategia utilizada en Charm el Cheij es similar a la de Taba, tanto en los momentos de las explosiones como en los lugares elegidos para ejecutar las operaciones”.

En ambos casos las explosiones se efectuaron con algunos minutos de intervalo en varios lugares turísticos, y se emplearon coches bomba kamikazes para estrellarse contra un hotel.

Ambas localidades fueron atacadas en dos fiestas nacionales egipcias: en Charm el Cheij en el aniversario de la revolución del 23 de julio de 1952, y en Teba en las celebraciones del aniversario el 6 de octubre del inicio de la última guerra contra Israel.

Los servicios de seguridad sospechan también de un islamista egipcio, Mussa Badran, ya conocido por la policía, que sería el kamikaze que conducía el coche bomba que se estrelló contra el hotel de lujo de Charm el Cheij, Ghazala Gardens.