Ejecutaron 2 por droga que  llegó a Higüey en avioneta

El sábado en la noche fueron ejecutados por desconocidos dos hombres, en un campo de  Higüey próximo al lugar donde en la mañana había aterrizado una avioneta que trajo desde Colombia 160 paquetes de cocaína. La versión recogida en el lugar donde fueron ejecutados Wandy Guerrero, de 24 años, y Juan Cedeño, de 37 años, indican que se trataba de una disputa por la posesión del cargamento o parte de el. La doble ejecución ocurrió en el batey Baiguá,  a 20 kilómetros de Higüey.

Antonio David Gaviria Villa, el piloto colombiano que aterrizó una avioneta    en Higüey, admitió ante los investigadores que introdujo al país 160 paquetes de droga que fueron recogidos por siete personas que se presentaron en yipetas a recogerla al Batey Baiguá.

 Mientras, la noche del sábado fueron ejecutados dos hombres en Higüey por desconocidos, que presuntamente buscaban parte de la droga traída por dos avionetas que aterrizaron en campos de caña de allí.

La información fue suministrada por la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD).

Los investigadores aseguran que tienen pistas concretas de las yipetas que recogieron el cargamento, por lo que presumen que en un tiempo breve serán arrestados.

En las próximas horas Gaviria, quien se encuentra detenido en La Romana,  será llevado ante la justicia, a fin de que se le imponga la  medida de coerción correspondiente.

Ejecutados.  Los dos hombres ejecutados  en Higüey fueron identificados como Wandy Guerrero, de 24 años, y Juan Cedeño, de 37 años, ambos residentes en La Malena.

Guerrero falleció en el lugar del hecho a consecuencia de heridas múltiples de balas, y Cedeño murió cuando era trasladado a un  hospital con herida en el fémur derecho.

Raptados. Testigos narraron que alrededor de las 6:45 de la tarde, cuatro hombres llegaron en un carro Toyota Camry, blanco, sin placa y se desmontaron frente al colmado Sánchez, en el batey Baiguá, armados con pistolas y escopetas. Explicaron que los desconocidos obligaron a todos los que compartían a que se tiraran al suelo, llevándose a Guerrero y Cedeño al patio de una casa cercana donde los ejecutaron.

Según datos ofrecidos, los cuatro individuos les dijeron a los ejecutados que buscaran la droga y que nadie se iba a hacer rico con ellas.

Los individuos cargaron además con dos celulares de personas que compartían en el citado lugar.

En  el lugar del hecho la Policía encontró cinco cartuchos Calibre 12 y un casquillo de nueve milímetros.

Tras Gaviria. El coronel EN  Cubilete Mejía  y el mayor FAD  Omar Guitte Mejía, encargado de la DNCD en Higüey, dirigieron la madrugada del sábado el operativo que concluyó con la captura del colombiano.

Según explicó la DNCD, tras aterrizar y hacer la entrega del cargamento, Gaviria intentó huir, pero la  yipeta  que conducía se atascó en una zanja, obligándolo a permancer en la despoblada zona, donde fue atrapado por las autoridades.

El vehículo en que se iba es una yipeta blanca, de las denominadas ‘cara de gato’, sin placa y presentaba dos impactos de balas.

La avioneta.  Es una aeronave tipo Mayi color azul y blanco, de fabricación casera y con bandera colombiana. Según el organismo antidrogas, consta de un  Motor Rotad de 100 Caballos, sin número de Serie.

La droga supuestamente fue recogida en unas seis yipetas.

Casos desde 2005

El bombardeo de droga por el Este es una de las modalidades que utiliza la industria del narcotráfico para el trasiego de drogas en el país. Desde el 18 de agosto de 2005, cuando apareció quemada una avioneta en la Autovía del Este, las autoridades han reportado 22  casos similares, de acuerdo con las reseñas periodísticas.

Zonas preferidas

De los hechos  citados, siete ocurrieron en La Romana, siete  en Higüey, cuatro en San Pedro de Macorís y uno en Samaná, Pedernales,  Isla Saona  y la Bahía de Ocoa, en Azua. Los cargamentos de drogas son lanzados, en su mayoría, hacia las áreas cercanas a los bateyes -zonas cañeras-  ya que son grandes llanuras que facilitan el aterrizaje de las aeronaves.

Incautaciones

Según los reportes de la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD), los narcóticos incautados en esas operaciones suman más de 1,400 kilos de cocaína, a partir del período señalado.

La mayor frecuencia

En 2005 se detectó el aterrizaje de dos avionetas en la Autovía del Este. En 2006 se reportó un caso, pero la aeronave cayó en el mar Caribe, cerca de Juan Dolio. Seis casos se reportaron en 2007 con drogas lanzadas hacia Higüey, La Romana y San Pedro de Macorís. En 2008 hubo ocho casos, siete en el Este y uno en el Sur Profundo, en Pedernales. Las autoridades han reportado, en el transcurso de 2009, cinco aterrizajes de avionetas cargadas de drogas.