Ejercitemos la solidaridad en estos tiempos de confinamiento

MARIEN-ARISTY-CAPITáN-283x300

Mientras los memes proliferan y la gente parece burlarse del encierro como una fórmula de sobrevivir al confinamiento, muchos dominicanos están pasando momentos terribles porque no saben cómo darle de comer a
sus familias.

La brecha social se ha hecho muy evidente en estos días: en las esquinas es normal ver a los limpiavidrios y vendedores ambulantes que, por aquello de sobrevivir, desafían al coronavirus porque es más importante encontrar con qué comer. ¿De qué les sirve quedarse en casa si allí se impone el hambre?

Ante esta situación, como suele suceder, la Iglesia se crece. La mejor prueba de ello es la campaña que están haciendo en estos momentos los jesuitas de la República Dominicana: apelan a nuestra solidaridad para
llevarle de comer durante cuatro semanas a las familias más necesitadas de las parroquias de Santo Domingo Savio (Los Guandules), San Martín de Porres (Guachupita) y San Ignacio de Loyola (La Ciénaga).

La entrega, que se hará a través de las redes comunitarias, será de una compra semanal. El valor, indican, es de mil pesos. ¿Cómo ayudar? Solo tenemos que hacer una transferencia bancaria, evitando así salir de casa, a la Compañía de Jesús, cuyo RNC es el 4-01-50026-4. La cuenta es del banco BHD-León, corriente y en pesos: 0035478-004-6.

Para cualquier contacto, si necesitan información adicional, pueden hablar con el padre Francisco Escolástico al número 829-420-4573 o escribirle correo electrónico escolasticosj@gmail.com.

En estos tiempos difíciles es hora de pensar en los demás. A nosotros,que tenemos mucho menos problemas que la mayoría, nos corresponde sacrificarnos un poco para ejercitar la solidaridad: los momentos difíciles nos obligan a apoyarnos y demostrar que la bondad es parte de la dominicanidad.