Ejército pakistaní cerca compañero Bin Laden

http://hoy.com.do/image/article/19/460x390/0/0D2A97C6-7987-43DF-AEBF-BEB345D6BB12.jpeg

ISLAMABAD, Pakistán (AFP).- El número dos de la red terrorista Al Qaida, Ayman Al Zawahiri, que según afirmaron este jueves dos responsables gubernamentales en Islamabad, está probablemente rodeado por fuerzas paquistaníes, es un médico procedente de la alta burguesía egipcia.

Médico personal de Osama bin Laden, Al Zawahiri, está considerado como uno de los instigadores de los atentados del 11 de setiembre de 2001 contra Estados Unidos. Antiguo dirigente del movimiento integrista armado egipcio Al Yihad, Al Zawahiri, de 52 años, figura en la nómina de personas más buscadas por los servicios de inteligencia norteamericanos.

Según un comunicado emitido el mes pasado por el denominado Centro de Información Talibán, Al Zawahiri estuvo en febrero de 2004 con el propio bin Laden en Afganistán, “ocupado en planificar operaciones antiestadounidenses”.

En esa misma ocasión, la televisión por satélite qatarí Al Jazira difundió un mensaje sonoro atribuido a Al Zawahiri, en el que sugería al presidente estadounidense George W. Bush que “refuerce sus medidas de seguridad”.

“La nación islámica, que te envió las brigadas de Nueva York y Washington (decía en referencia a los atentados del 11 de septiembre de 2001), ha adoptado la firme decisión de enviarte brigadas sucesivas para sembrar la muerte y aspirar al paraíso”, asegura la voz del mensaje.

Zawahiri, condenado a muerte por contumacia en Egipto en 1999, se ha convertido en el símbolo del movimiento islámico radical y ha publicado varios libros de estudios sobre el fundamentalismo islámico.

Este adjunto de Bin Laden abandonó su tierra natal a mitad de la década de 1980, después de purgar una pena de tres años de cárcel por su implicación en el asesinato del presidente Anuar El Sadat, para irse a vivir a Arabia Saudita, Sudán y Estados Unidos, según diversas fuentes judiciales.

Jalid Abul Dahab, un testigo en un proceso islámico realizado en 1999 en Egipto, reveló que el lugarteniente de Bin Laden había regresado a Estados Unidos en 1995 con una identidad falsa para recabar fondos a favor de las víctimas de la guerra de Afganistán.

Una parte de este dinero se utilizó, según este testigo, en la financiación de un atentado contra la embajada de Egipto en Islamabad (Pakistán).

Refugiado en Afganistán, Al Zawahiri se sumó, con Al Yihad, al Frente para la Liberación de los Lugares Santos del Islam (FLLSI), creado en febrero de 1998 en Peshawar (Pakistán) bajo el paraguas de Bin Laden.

Según Ibrahim Naggar, uno de los jefes de Yihad, Bin Laden hizo de la guerra contra los intereses estadounidenses en el mundo la prioridad del FLLSI.

Diplomado en la Facultad de Medicina del Cairo, cirujano y casado en 1979, Ayman al Zawahiri es hijo de una familia originaria de la alta burguesía egipcia. Su padre era un conocido médico, su abuelo paterno un imán en la institución Al-Azhar, y su abuelo materno embajador.

“Es una persona tranquila, de buena familia, con quien uno se puede entender fácilmente”, afirmaba el mes pasado un antiguo miembro de Yihad, Yasser al Serri, que dirige en Londres el Observatorio Islámico, una ONG que defiende los derechos de los musulmanes.

Para Serri, uno de los objetivos de Al Zawahiri es el nacimiento de una nación islámica “según los principios de la ‘charia’ (conjunto de leyes islámicas)”.