El 5% a las exportaciones golpearía en la llaga a productores de cacao

http://hoy.com.do/image/article/225/460x390/0/3C45729D-6BED-431A-9735-7954499B3830.jpeg

El establecimiento de un recargo de 5% a las exportaciones de bienes y servicios “daría un duro golpe sobre la llaga” de los productores de cacao y los “obligaría a abandonar la esterilla”, afirmó la Unión de Cacaoteros Dominicanos.

Dijo, además, que si el gobierno les aplica a los productores de cacao el recargo de 5%, éstos tendrían que dejar las fincas abandonadas. Implementar un 5% a las exportaciones de cacao, sería la injusticia más grande que se les haría a los productores de este sector e incluso, significaría un crimen, sostuvo.

Las declaraciones las ofrecieron en el Encuentro Económico de HOY, el presidente de la Unión de Cacaoteros Dominicanos, José Amable Sánchez y los directivos de la entidad, Santos Porfirio Lima Bueno, Silvio Upía Bonet, Gerónimo Hierro López, José Heredia y Fausto Burgos.

Sánchez dijo que un recargo de 5% a las exportaciones de bienes y servicios no es a los exportadores a quienes afectaría, en el caso del cacao, “porque éstos no pagan nada”, sino a los productores que son a quienes se les cobran los impuestos a ese respecto.

“Sería un crimen ahora ponernos ese recargo, en un momento en que estamos tratando de tomar un respiro”, añadió.

Por su lado, Hierro López sostuvo que sería injusto que a un sector como el cacaotero, que por mucho tiempo fue penalizado con recargos impositivos, Aahora que está comenzando a tomar un respiro” se le aplique un impuesto de 5%.

Resaltó que en los tiempos difíciles en que los cacaoteros han tenido que vender en cacao a precios por debajo del costo de recolección, nadie del Estado salió en auxilio del sector. AEso lo sabe el país, la Secretaría de Agricultura y el gobierno@.

A su vez, Heredia sostuvo que está en desacuerdo con este impuesto y menos en un momento en que los productores de cacao están “hundidos en un pantano sin poder salir”, a causa de deudas transadas a raíz del huracán Georges.

Cobrarle el recargo en cuestión sería la injusticia más grande que se le haría a un sector que, como el cacaotero, aporta al Estado Adesde que Cristóbal Colón descubrió la isla”.

Expresó que los productores de cacao “pagan por trabajar, no se nos paga porque trabajemos, sino que se nos cobra siempre”.

Añadió que si se le pone este impuesto “lo que nos queda es abandonar la esterilla, como se dice en el campo y convertirnos en vagos”.

Upía Bonet, al agotar un turno, en referencia a las autoridades del gobierno que han sugerido este gravamen, expresó que hay muchos economistas que “hablan bonito”, pero no conocen la realidad del productor e ignoran lo que ocurre en el campo.

Sostuvo también que este impuesto a los exportadores no les haría daño, porque quienes tendrían que pagarlo, serían los productores.

En esa tesitura hablaron también, Burgos y Lima Bueno, quienes exhortaron a las autoridades a analizar la situación de los campesinos y abandonar la idea de establecer el citado recargo.

Lima Bueno sostuvo que las autoridades desconocen la realidad de los productores e ignoran el daño que les haría este recargo a los cacaoteros.