El 59 aniversario de la   independencia de Israel

http://hoy.com.do/image/article/301/460x390/0/365BE81D-7599-40CF-AE9B-75AA4683F09D.jpeg

Por tal motivo Yoav- Bar- On, embajador israelí en el país ofreció una recepción a la que asistió un selecto grupo de invitados

POR INGRIS LEYBA
Después de cientos de años de dispersión, construyeron su ideología, apegados a sus normas religiosas y amparados en Himno y Bandera propia.

Es por eso que en cada Día de la Declaración de Independencia del Estado de Israel, o como se conoce en hebreo, en “Yom Haatzmaut”, se vive con alegría el triunfo de la paz sobre la barbarie. “La victoria de un pueblo tenaz que venciendo a demonios hoy vive y sueña en su tierra ancestral”.

Al arribar a su 59 aniversario, Yoav Bar- On, embajador de Israel en el país, acompañado de representantes de la misión diplomática ofreció una recepción  en el Gran Salón  del hotel Occidental El Embajador, lleno a toda capacidad,  donde se vivió sentimientos fraternos, de ilusiones y buenos deseos.

Los   amables anfitriones, recibieron con calidez a  diplomáticos, funcionarios gubernamentales, empresarios e invitados especiales,  quienes fueron parte de  una noche que perdurará en el recuerdo de todos.

Las rosas blancas, colocadas en el salón, parecían coincidir de manera espontánea con  el aire de  paz, que de ser un codiciado sueño nacional, se convirtió en  una realidad al alcance de este pueblo milenario, ubicado en el Medio Oriente.

Al pronunciar un discurso de diez páginas ante los asistentes, vestidos de gala, el embajador israelí estuvo acompañado del vicepresidente de la República, Rafael Albuquerque; Timothy Broglio, nuncio apostólico del Papa Benedicto XVI; Max Puig, secretario de Medio Ambiente y  José Manuel Trullos,  vicecanciller.

Manifestó que de los 192 estados que conforman la familia de naciones, uno y solo uno enfrenta la amenaza de ser borrado del mapa. “Su derecho a la existencia está amenazado constantemente por un Estado poderoso y rico y por organizaciones terroristas, que demostraron su capacidad para destruir y asesinar. El escenario está desplegado ante los ojos del mundo que responde con letargo e indiferencia”.

Fue un encuentro   de armonía, de unión. Para reforzar los lazos fraternos de nuestros  país con el pueblo de los  profetas.