El 60% de médicos no aplica protocolos en labores parto

Almuerzo semanal del Grupo de Comunicaciones Corripio, con representantes del Ministerio de Salud, el doctor Rafael Sánchez Cárdena Ministro, doctor Bruno Cárdena Director de Habilitación, doctor Juan de Jesús Materno Infantil y la doctora Carolina de los Santos Directora de la Dirección Nacional de Medicamentos, Alimentos y Productores Sanitarios. Foto/ Arismendy Lora 20/03/2019

El 60% de los médicos no aplica el protocolo establecido para labores de parto y atención a recién nacidos, lo que incide en las altas tasas de muertes maternas y neonatales que se registran en el país, afirmó el doctor Rafael Sánchez Cárdenas, ministro de Salud.
El funcionario destacó, sin embargo, que esos indicadores no se les pueden atribuir solo a los facultativos porque también hay una responsabilidad del sistema.
En ese sentido expresó que, según estudios de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) y del Ministerio de Salud, solo un 40% de los médicos lleva a cabo las recomendaciones establecidas para evitar las referidas defunciones.
El ministro ofreció las declaraciones en el Almuerzo del Grupo de Comunicaciones Corripio, donde expresó que el 70% de esas muertes ocurren en nueve provincias, sobre todo en el Gran Santo Domingo, donde están ubicados los principales centros de atención especializada.
Sin embargo, es precisamente a esa demarcación donde llegan pacientes referidas de otros centros del país, e inclusive de Haití, en ocasiones en estado agónico.
Las nueve localidades con más muertes maternas y neonatales son el Distrito Nacional, la provincia Santo Domingo, San Cristóbal, Santiago, La Vega, Puerto Plata, San Francisco de Macorís, Barahona y Baní.
Las estadísticas indican que en el país mueren 106 mujeres por cada 100,000 nacidos vivos, pese a que el 98% de los partos se realizan en centros de salud públicos o privados. Además, el 80% de las muertes infantiles son neonatales.
Sánchez Cárdenas refirió, sobre la responsabilidad que le toca al sistema de salud, que cada vez son menos los insumos que hacen falta en los hospitales para atender a las parturientas y sus hijos.

“La causa no es solo de los médicos, son pluricausales. Pero ahora tenemos mejores hospitales, más insumos de los que teníamos antes, no digo que no haya deficiencias y elementos logísticos que pudieran estar participando en la falta de medicamentos en un momento determinado, pero hay causas que tienen que ver con los médicos.
“A propósito del programa de mortalidad materno neonatal, hicimos un levantamiento en las nueve provincias donde se concentra el 70% de la mortalidad, y paradójicamente el Gran Santo Domingo es donde se registra la mayor cantidad de muertes maternas, donde está la mayor tecnología, los insumos, y los especialistas”.
En cuanto a la posibilidad de que se apliquen determinadas sanciones cuando la responsabilidad de las muertes recae sobre los médicos, Sánchez Cárdenas dijo que no se trata de actuar como policías.
“No es por vagabundería que dejan de aplicar los protocolos, yo creo que hay una cultura, una inercia, una forma de hacer las cosas en la que nos hemos mantenido, y hacemos resistencia al cambio que implica el uso de protocolos que están en sus celulares vía App”, destacó el funcionario.

La prevención, el enfoque. Sánchez Cárdenas expresó que uno de los ejes del próximo plan estratégico que implementará el Ministerio de Salud, es la ejecución de políticas públicas dirigidas a la prevención de las enfermedades.
Un plan de ese tipo permitiría que se reduzcan las enfermedades crónicas en la población dominicana.
En ese contexto planteó que, solo para el Programa de Alimentos de Alto Costo el Estado destina 2,900 millones de pesos para la entrega de medicinas, gratuitamente, a 50,000 pacientes que tienen enfermedades catastróficas.
“Este es uno de los programas que simboliza el cambio del mapa epidemiológico nacional, porque apunta hacia enfermedades raras y crónicas”, dijo el ministro al explicar que esos padecimientos se relacionan con hábitos alimenticios nocivos a la salud y a la vida sedentaria.
Desde esa perspectiva explicó que esa prevención necesaria deberá ejecutarse a través de las Unidades de Atención Primaria, que son la puerta de entrada a los servicios de salud.
Al abordar ese tema se le preguntó a qué atribuye que, en diez años de aplicación de la Seguridad Social no ha sido reformada, y su respuesta estuvo vinculada a la fuerza de los agentes económicos como poderes fácticos.
“El mandato de la Ley para que se empiece por la seguridad social no se ha impuesto, Cuba la impuso porque tiene un régimen donde los intereses que usted sabe que juegan aquí no operan igual.
“Aquí tiene que ser mediante el diálogo y la concertación para el entendimiento y la solución, y eso ha retardado la aplicación de la atención primaria en el país”.
Sin embargo dijo que ya hay instaladas alrededor de 2,000 Unidades de Atención Primaria en diferentes provincias del país.
Los cambios y el Plan Estratégico. Sánchez Cárdenas explicó que el Ministerio que dirige está inmerso en la aplicación de una serie de reformas que van desde el fortalecimiento institucional hasta mejoras en los recursos humanos y en las plataformas tecnológicas.
En cuanto a los recursos humanos dijo que tiene una alta carga de técnicos de alto nivel, pero en una edad avanzada muchos de ellos, lo que implica organizar el relevo técnico.
“Por eso, entre las reformas que debemos producir se están haciendo ajustes simultáneos”, dijo.
Sobre los cambios tecnológicos expresó que se están tomando medidas para pasar de un sistema manual, a uno informático y eficiente.
En ese orden destacó que el eje central del sector salud se expresa en un plan decenal, ya que el último programa de ese tipo culminó en 2015. En ese sentido dijo que está a cargo del Instituto Tecnológico de Santo Domingo la elaboración de un anteproyecto de plan estratégico, que está prácticamente listo y entrará próximamente en la fase de discusión.