El 98% avances neurocirugía se aplican a pacientes de RD

El 98% avances neurocirugía se aplican a pacientes de RD

José Orlando Bidó Franco

El doctor José Orlando Bidó Franco expresa que en la neurocirugía se aplican tecnologías que permiten reducir la morbilidad y mejorar la calidad de vida de los pacientes

En neurocirugía el país está a la vanguardia en procedimientos quirúrgicos para tratar complejas afecciones cerebrales, de la mano de tecnologías no invasivas que permiten llegar a zonas profundas del cerebro sin abrir el cráneo.

Para tener una descripción más precisa de hasta dónde llegan los avances en esa área de la medicina se puede citar el neuronavegador, un equipo que utiliza la tecnología GPS para realizar un trazado dentro del cerebro para, identificar, las áreas cercanas a la zona donde se hará la cirugía y evitar daños colaterales.

La radiocirugía con Gamma Knife es otro procedimiento no invasivo basado en radiación, pero con un nivel de precisión que no daña la piel ni el cerebro que atraviesa.

En la parte diagnóstica hay equipos de resonancia magnética 3 Tesla, que permiten analizar el comportamiento del cerebro en tiempo real, y estudiar el curso de las principales vías de conexión nerviosa.

Le invitamos a leer: «Ocupada con personas ausentes»: ONE explica por qué viviendas no censadas reciben stickers

Esos alentadores detalles los ofrece el neurocirujano José Orlando Bidó Franco, quien narra con admiración cómo la tecnología ha permitido el avance de la neurocirugía.

“La mayoría de los procedimientos que se hacen en neurocirugía en el mundo, yo diría que el 98%, se hacen en nuestro país, aunque algunas tecnologías emergentes no han llegado todavía”.

Cirugías con más precisión

El doctor Bidó Franco detalla las principales herramientas que tienen disponibles los neurocirujanos del país, las cuales permiten que las cirugías y otros procedimientos sean más efectivos, porque reducen la morbilidad y elevan calidad de vida de los pacientes.

En ese sentido citó la estereotáxica, un método con el cual se accede con precisión submilimétrica hasta estructuras profundas del cerebro, con un mínimo daño para su entorno.

“En estructuras que estaban debajo de la corteza había que hacer una craneotomía, dormir al paciente, y comenzar a ver dónde estaba el problema, lo que generaba una morbilidad y una posibilidad sobreañadida de enfermar al paciente.

“Con la estereotáxica se puede llegar a esas estructuras, ya no hay que hacer aperturas y ni siquiera grandes cortes.

“El mismo sistema me permite, con un tubo de dos milímetros, hacer el corte en la piel por donde se hará el agujero en el cráneo, y por ese agujero se mete la aguja que va directo a la lesión, se toman las muestras, y solamente se le da un punto a la piel, y la gran mayoría de las veces con anestesia local”.

La radiocirugía con Gamma Knife es otro procedimiento, creado por el neurocirujano sueco Lars Leksell, hace más de 50 años, pero que en el transcurso del tiempo ha mejorado su aplicación.

“El Gamma Knife es un aparato que tiene grandes fuentes radioactivas, y su virtud es que cada rayo tiene poca radiación, al pasar por la piel no la daña ni al cerebro que atraviesa. En el país contamos con la última versión de ese equipo, el cual tiene la posibilidad de adquirir imágenes de tomografía exactamente en el momento antes de hacer la aplicación de la radiación.

Franco Brito dijo que la radioterapia sigue siendo útil para ciertas patologías, pero para otras fue sustituida por la radiocirugía. “Ya no es lógico, para metástasis cerebrales de cáncer, darle radioterapia a un paciente en el cerebro, se le debe dar radiocirugía, a menos que la metástasis no sea localizada.

Neuronavegador y 3 Tesla
El especialista explicó que en el país pueden hacerse biopsias en lesiones cerebrales profundamente situadas, guiadas por imágenes intraoperatorias con la neuronavegación.

En ese sentido precisó que “Si hay que hacer una cirugía que amerite abrir el cráneo la puedes hacer con la seguridad de que va a salir bien. Si esa cirugía tiene que ser hecha porque la lesión esté en un área elocuente es guiada por imágenes intraoperatorias, como la neuronavegación, que era algo que no existía.

“El neuronavegador utiliza las tecnologías GPS para localizar dentro del cráneo las estructuras, y así uno saber si se va abrir el cráneo, si está cerca o lejos, o por qué camino llegar.

“ Tú puedes saber si estás cerca de áreas motoras, sensoriales, de la visión, del habla; eso está disponible en el país y es algo que era tecnología del futuro”.

Con relación al 3 Tesla explicó que es un equipo de gran utilidad para la neurología, y citó el caso de la displasia cortical que, muchas veces, no se visualiza en una resonancia magnética normal.

Bidó Franco expresó además que el acceso a esa tecnología ha sido posible por el impulso de grupos profesionales, y de instituciones de salud.

La resonancia magnética 3 Teslas también permite el diagnóstico de tumores cerebrales, y pequeños aneurismas.

Publicaciones Relacionadas

Más leídas