El abandono escolar es mayor en la frontera

El abandono escolar es mayor en la frontera

El nivel de escolaridad en la frontera es menor que en el resto del país. En promedio los habitantes de dejan de seguir educándose alrededor de los 17 años, mientras que en el resto del territorio la educación no estanca hasta los 21-22 años.

El dato está contenido en el informe del Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo que publicó el “Monitor de la Frontera” correspondiente a julio de 2022, en el que aborda las condiciones demográficas de esta zona y que, como parte de la “Estrategia de Desarrollo para la Zona Fronteriza: MiFronteraRD, es realizada en base a la encuesta Enhogar 2021.

“Esta característica puede asociarse a distintos factores de vulnerabilidad dentro del territorio, como la pobreza, baja conectividad, deficiencia de acceso al servicio educativo, entre otros”.

Puede leer: Firman acuerdo de colaboración para impulsar programas educativos

A nivel nacional el nivel de escolaridad es de 9.8 años mientras que en la frontera es de 8.6 años.

El informe apunta que el rezago educativo también se evidencia en la jefatura del hogar, en donde los niveles de escolaridad son más bajos en la zona fronteriza.

También allí se puede observar que tanto en el territorio como en el resto del país las jefas de hogar suelen tener una escolaridad mayor que los hombres.

Pobreza versus educación

Otro elemento que destaca la publicación es el predominio de personas de los grupos socioeconómicos bajo y muy bajo con un 54% con énfasis en las provincias de la zona sur.

Baoruco con 64% y Elías Piña con 74% de su población pobre son las provincias con mayor concentración de personas de los referidos grupos socioeconómicos a nivel nacional. Solo el 4% de la población fronteriza está ubicada como en un estrato económico de riqueza.

Un 44 % de los habitantes de la región estaban desempleados, la mayoría de los cuales no tenían escolaridad y eran mujeres.

En ese sentido, cinco de cada diez personas que no trabajaban alcanzaron el nivel primario y solo tres de cada diez tenían el secundario.

Según la relación, un 37 % de los encuestados expresó que no trabajaba por razones de estudios, un 27% por quehaceres del hogar y un 13% por razones de edad.

Publicaciones Relacionadas