El aeropuerto chino que ‘sacaron’ de Minority Report

Daxing, aeropuerto más grande.

La tecnología, que asocia el rostro de un pasajero con su pasaporte en el momento de la facturación, acelerará todo el proceso a través de un aeropuerto, según Wang Qiang, subdirector general de Planificación y Diseño.
Se espera que Daxing, que se inauguró en septiembre, registre más de 100 millones de pasajeros al año para 2040.

Es una pieza central del impulso estratégico del presidente Xi Jinping en la aviación. China se encamina a convertirse en el mayor mercado de viajes aéreos del mundo a principios de la próxima década.

La omnipresencia de la tecnología pone de relieve el avance de China en comparación con el resto del mundo en la vigilancia facial. La tecnología se está utilizando en las cadenas de comida rápida o en el sistema de metro de la capital, pero no sin críticas.

En octubre, la emisora estatal China Central Televisión pidió leyes para regular el uso de la tecnología de reconocimiento facial y un profesor de Derecho demandó a un parque de safari local por una regla obligatoria que obligaba a los visitantes a ingresar a través de un carril de reconocimiento facial.

La tediosa experiencia de pasar por la seguridad del aeropuerto mejorará gracias a la tecnología, que permite procesar cuatro pasajeros por minuto en Daxing, según Wang. Las compras en tiendas libres de impuestos se pueden hacer “con la cara”, señaló.

Los quioscos de facturación de una aerolínea china ofrecían a los pasajeros la opción de registrarse utilizando documentos, o el rostro. Sin embargo, la tecnología no está completamente operativa. Actualmente solo la utiliza el personal de las estaciones para el tren de alta velocidad Daxing Express, según un funcionario.
Los datos y cifras más importantes del Aeropuerto Internacional Beijing Daxing: el proyecto fue diseñado y ejecutado por la arquitecta anglo-iraquí Zaha Hadid. 63.000 millones de dólares fue el valor total de la inversión.