El agua como elemento decorativo: otra tendencia del feng shui

http://hoy.com.do/image/article/475/460x390/0/4038FA03-AF46-4CA9-B0DA-70EB883A9834.jpeg

El agua es un elemento muy agradable en la decoración y poco a poco ha ido ganando terreno en los estilos modernos, impulsado especialmente por filosofías como el feng shui que la consideran como esenciales en nuestro entorno. De hecho, feng shui significa  viento, agua, tierra y fuego.

Para los que insisten en buscar un sentido espiritual del agua, es preciso mencionar que en la mayoría de religiones y doctrinas se la considera como un elemento purificador. De ahí que sea utilizada en rituales como el bautismo (en diferentes denominaciones cristianas), baños frecuentes (en el Islam), agua bendita (en el catolicismo), entre otras prácticas.

Y su uso en la decoración no está muy lejos de esto. Hoy día la gente lo hace parte de sus espacios buscando en ella un efecto reparador y saneador. ¡Y vaya que lo logra! No hay nada más relajante que el sonido del agua que cae en la quietud de su hogar.

Creencias orientales

Probablemente el feng shui sea la doctrina que más apueste por el uso de agua en la decoración, al atribuirle la capacidad de dar equilibrio al lugar, atraer la energía y originar prosperidad.

La relación que establece este sistema entre el viento y el agua se explica en una frase antigua que asegura que “El Qi (energía vital que fluye en la Naturaleza) es esparcido por el viento y es acumulado por el agua”. La idea entonces es crear armonía en los interiores mediante el flujo y retención de la energía. Y, obviamente, el feng shui menciona el agua como uno de los elementos para lograrlo.

Cómo incorporarla

Esta filosofía nos recomienda hacer del agua parte de nuestro entorno, mediante el uso de acuarios, cuencos con agua y muy especialmente las fuentes, que son muy apreciadas incluso por los que no comparten el feng shui.

Algunos consejos al instalar la fuente es tratar de que no salpique demasiado mientras funcionan y decorarlas con piedras como el cuarzo, el granito y la mica, que según el feng shui tienen propiedades iónicas

Además, el agua debe caer en un único sentido.

De otra manera puede darle la bienvenida al agua en su hogar, en la    habitación u oficina, colocando cuencos con agua y complementándolos con otros elementos decorativos como las hojas secas o los velones. Las piedras también son una buena opción y ayudan a recrear un ambiente mucho más natural.

En caso de que tenga niños o sea un amante de la naturaleza, tener un acuario o pecera será también muy gratificante y original, pues en ella podrá tener una bonita decoración y más vida en el espacio.

Cuidado

Usar agua para decorar puede ser muy interesante y llamativo pero no debe olvidarse que, por más vitalidad que aporte al ambiente al cabo de unos días puede arruinarlo todo con su olor. Mucho más si dentro de ella coloca hojas que, al descomponerse, despedirán olores desagradables.

Además, estos ambientes húmedos contribuyen a la propagación del mosquito del dengue, convirtiéndose en una amenaza para su salud. Lo mejor es que, si decide utilizarla, la cambie con periodicidad y trate de mantener la higiene sea cual sea el recipiente donde la coloque. Con ello cuidará su salud y logrará que su decoración sea agradable a la vista, sin ningún atisbo de moho.

Zoom

Sobre las fuentes

Según el portal de Internet FengShui-Mundo.com, toda buena fuente debe cumplir con estas condiciones: ser estéticamente agradable, producir un sonido de intensidad muy moderada (un sonido fuerte  se volverá molesto después de pocos minutos; tener una bomba impulsora de muy buena calidad: el zumbido del pequeño motor debe ser prácticamente imperceptible.