El agua, la necesidad de su uso racional

El 25 % de los latinoamericanos recibe agua gracias a la acción comunal
El 25 % de los latinoamericanos recibe agua gracias a la acción comunal

Muchos hogares en la región del Caribe están viviendo los efectos de la escasez del agua. La sequía, provocada en esta ocasión por el fenómeno del Niño, ha llamado la atención de todos.

El agua es un recurso natural que se agota como hemos podido evidenciar. Cuidar de las fuentes de este recurso y hacer un uso racional del mismo debe ser una responsabilidad y un deber de cada uno de nosotros.

Existen muchas campañas que buscan concienciarnos sobre el tema y mucho se ha hablado sobre cómo ayudar a conservar el agua; sin embargo, de nada sirve todo este esfuerzo si usted no da el primer paso. Podemos empezar con racionalizar su uso en nuestra vida diaria. Por ejemplo, con simplemente cerrar un poco la llave de paso que se encuentra debajo del fregadero o lavamanos podemos reducir la cantidad de agua que usamos cada vez que abrimos la llave para lavar los platos o sus manos. De esta forma aunque usted abra la llave totalmente, la cantidad de agua estará regulada por usted con anticipación, no permitiendo que el chorro sea mayor del necesario.

Otra medida que ya muchos implementan es colocar botellas llenas de agua y cerradas dentro de tanque de su inodoro. Así su tanque se llenará con menos agua de la que normalmente usa para hacer la descarga.

A nivel de la población en general y como país debemos también estar alerta y proteger nuestro entorno. La pasada semana el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales conmemoró el XV aniversario de su creación.

Una conferencia magistral con el título “La institucionalidad ambiental: avances, retos y perspectiva”, fue ofrecida por el doctor Frank Moya Pons, quien fue el primer Secretario de Estado en dirigir la institución. Durante su disertación resaltó la necesidad de que todos trabajemos en mantener y mejorar el estado de las cuencas hidrográficas con que contamos, ya que parte del problema de la escasez de agua que vivimos está relacionado con los daños sufridos en la vegetación de estas zonas y la deforestación que les afecta.

Cuidemos nuestros bosques y no permitamos que, por desconocimiento, nuestros campesinos se conviertan en criminales al talar los árboles con el propósito de hacer su conuco.