El anuncio de la retirada de Ferrer eclipsa la tercera jornada del torneo

10788115w

Valencia, España.- El anuncio de David Ferrer de que no participará debido a una lesión de codo eclipsó la tercera jornada del torneo de Valencia, que se queda huérfano de su gran reclamo, ya que el tenista de Jávea era el principal favorito a un título que ya ha conquistado en tres ocasiones.

Tras el descenso a la categoría 250, la imposibilidad de jugar este año en su emblemático escenario de el Ágora, la retirada de Ferrer, que venía de ganar en Viena su quinto título de la temporada, ha sido un nuevo revés para un torneo que con toda probabilidad se despedirá de Valencia después de trece años.

La retirada de Ferrer implica la clasificación del alemán Daniel Brands para los cuartos de final, ronda a la que accedieron hoy el uruguayo Pablo Cuevas y el canadiense Vasek Pospisil, que será precisamente su rival.

El sudamericano dio la sorpresa de la jornada tras eliminar al australiano Bernard Tomic, tercer cabeza de serie del torneo, por 3-6, 6-3 y 6-4.   Cuevas, vencedor este año en Sao Paulo, se impuso en un duro partido en el que fue de menos a más, lo que le permitió superar a un complicado rival para acceder a los cuartos de final, en los que se medirá al vencedor del partido entre el portugués Joao Sousa y el francés Benoit Paire, quinto cabeza de serie.

También logró la clasificación para esta ronda Pospisil, aunque lo hizo con menos dificultades tras imponerse al británico Aljaz Beden por 6-3 y 6-4   En partido de primera ronda, el estadounidense Steve Johnson, finalista la pasada semana en Viena, dio muestras de que llega a Valencia en un gran estado de forma, tras superar con claridad al eslovaco Martin Klizan por 6-3 y 6-4.

La jornada continuó con el duelo español entre Roberto Bautista y Nicolás Almagro, que acabó con triunfo del primero por 7-6(1), 4-6 y 6-4, en un tenso e igualado partido, en el que los dos tenistas no fueron capaces de encontrar sus mejores sensaciones a pesar de ofrecer un disputado choque.

Bautista, séptimo cabeza de serie, supo agarrarse al partido frente a un Almagro que compaginó momentos de brillantez con lagunas en su juego.   La jornada concluyó con el duelo entre Marcel Granollers y Andrey Rublev, dos de los invitados por la organización, que acabó con triunfo del joven tenista ruso por un doble 6-4 y que será el rival de Bautista en octavos de final.