El apoyo emocional

http://hoy.com.do/image/article/484/460x390/0/3D29FB3B-76D0-44C2-B298-86EB1E9DF148.jpeg

El comportamiento de la población después de un gran desastre rara vez asume las formas de pánico generalizado o actitud de espera sobrecogida. Todos fueron testigos a través de los medios de comunicación locales e internacionales la tragedia en la que se vio involucrada casi todo un país. Muchas personas lloraron y sufrieron insomnio por algunos días, pues les tocó muy profundo el dolor ajeno, otros hasta requirieron apoyo psicológico; imagínense entonces a las propias víctimas de este terremoto que extraoficialmente parece haber cobrado la vida de más de 100 mil personas.

El apoyo psicológico, principalmente el que se circunscribe al acompañamiento es talvez casi tan importante como la comida; envejecientes heridos, niños que han quedado huérfanos y padres sin sus hijos, son algunos de los dramas emocionales con los que tocaría lidiar con prioridad.

Es importante que si deseas dar un poco de ayuda dediques un poco de tu tiempo a orar, por ellos, por ti y por tu país.

Respecto a las víctimas del terremoto es urgente que se preparen respecto a las epidemias que empiezan a surgir. En consecuencia, las autoridades pueden verse sujetas a una considerable presión para adoptar medidas de socorro, como la vacunación colectiva contra la fiebre tifoidea o el cólera, pese a la ausencia de una razón técnica justificada. La población puede estar renuente a aceptar las medidas de socorro que las autoridades consideran indispensables. La comunicación es básica para organizar a los damnificados y atender sus necesidades médicas.

Importante

Puede haber un aumento de las enfermedades transmitidas por vectores debido a la desorganización de las actividades de lucha antivectorial. Si llueve será perjudicial, pues se propiciarán criaderos de mosquitos, provocando malaria y dengue.