El aprendizaje es un cambio

ATAHUALPA SOÑÉ
El factor principal en el aprendizaje es la formación de asociaciones entre los procesos cerebrales que representan hechos externos. Las asociaciones pueden formarse bien, entre procesos sensoriales y motores. Cuanto más próximos se hallen dos sucesos, más fácilmente se formarán asociaciones. Si un hecho despierta dos asociaciones diferentes, es posible que se produzca una interferencia entre ambas.

La mayor parte del aprendizaje ocurre bajo la influencia de la motivación. Esta controla las respuestas de tal forma que se asocian a los estímulos relacionados con una recompensa. La motivación determina también que la conducta se haga más variada, con lo que aumentan las probabilidades de que se produzca una respuesta correcta. Otros factores implicados en el aprendizaje son: la avivación y la sensibilización, el troquelado y la inhibición.

Hay que distinguir tres tipos generales de aprendizaje: el condicionamiento clásico, el aprendizaje instrumental y el aprendizaje perceptivo. El aprendizaje evitativo es una mezcla del condicionamiento clásico y del instrumental. El aprendizaje de laberintos consiste en una mezcla de los aprendizajes instrumental y perceptivo.

En el condicionamiento clásico se empareja un estímulo condicionante neutro (ej. sonido de campana), con un estímulo incondicionado (ej. alimento), que provoca una respuesta incondicionada (ej. salivación). Después de emparejar repetidamente los dos estímulos , la respuesta incondicionada termina asociándose con el estímulo condicionante.

En el aprendizaje instrumental las respuestas, que al principio se producen más o menos al azar, son aprendidas como actos instrumentales que producen la satisfacción de algún impulso. En el caso del aprendizaje evitativo, el acto instrumental reduce el temor al castigo.

En el condicionamiento clásico, el término refuerzo se refiere a la presentación de un estímulo incondicionado que sigue inmediatamente el estímulo condicionante. En el aprendizaje instrumental, el refuerzo se refiere a la recompensa que sigue el acto instrumental; en el aprendizaje evitativo, es el castigo el que determina que se realice dicho acto.

La extinción se origina cuando el estímulo condicionado o la respuesta instrumental ya no son reforzados. Las respuestas aprendidas tras un intervalo de reposo que sigue a la extinción, suele presentar una recuperación espontánea.

La generalización de un estímulo es la tendencia a responder a los estímulos que se parecen a aquel otro que ha sido reforzado.

Cualquier estímulo o situación que se asocie de una manera consistente con el refuerzo primario, adquiere capacidad para reforzar la respuesta. (refuerzo secundario).

Si las respuestas condicionadas son instrumentales sólo son reforzadas parcialmente, todo el proceso se llama refuerzo parcial. Las respuestas adquiridas mediante un esfuerzo parcial, son mucho más difíciles de extinguir que las adquiridas, gracias a un refuerzo regular.