El arenque siempre preferido por los dominicanos

http://hoy.com.do/image/article/331/460x390/0/473CCB09-05DF-4771-AAA5-F1006B43BC40.jpeg

El arenque pertenece a la familia de la sardina. Gracias a este pescado de mediano tamaño, Holanda se convirtió en una de las principales potencias marítimas y económicas de todo el mundo. Y es que los beneficios que el arenque aportó fueron ingentes.La temporada de este pescado va de abril a septiembre.

En nuestras costas no se pesca por lo que se suele consumir ahumado o en salazón. Además, sus huevas son muy apreciadas. Sin duda, la forma más peculiar de consumirlo es ahumado.

Este puede alcanzar los 40 cm de largo y un peso de hasta 700 gramos. Se localiza en el Atlántico Norte; en el oeste hasta Rhode Island (EEUU), y al este del océano glacial Ártico, hasta el Canal de La Mancha. También se lo localiza en el mar Báltico.

Su carne es muy rica en proteínas y tiene un alto valor nutritivo. Su composición de ácidos omega-3 es una de las más altas entre las especies marinas.

Tiene importantes cantidades de magnesio, potasio y fósforo. Además de vitaminas del tipo A, D y B12.

 

Recetas

Locrio de arenque

Ingredientes:

Con anterioridad, deje el arenque remojando por varias horas.

4 tazas de arroz

2 libras de arenque

6 tazas del agua

5 cucharadas de aceite

4 cucharadas de pasta de tomate

1/2 taza de ajíes rojos cortados en cubos.

1/4 taza de alcaparras (opcional)

1 cucharadita de ajo triturado

1/4 taza apio picadito

1 cucharadita de perejil finamente picado (opcional)

Sal

Preparación

Hierva el arenque en el agua en que estaba remojándose hasta que empiece a deshacerse. Deje enfriar, saque del agua y remueva la piel y las espinas. Reserve el agua en que hirvió el arenque, complete 6 tazas con más agua si es necesario.En un caldero, caliente un poco el aceite, agregue el ajo, las hierbas, la pasta de tomate, alcaparras y las especias. Revuelva y agregue el arenque. Añada el agua que reservó y ajuste la sal al gusto. Lleve a punto de ebullición.

Cuando empiece a hervir agregue el arroz. Mezcle regularmente para evitar que se queme en el fondo. Cuando toda el agua se haya evaporado, cubra con una tapa y deje a fuego muy bajo por 15 minutos. Destape, mezcle, agregue el aceite y cubra otra vez. Espere otros 5 minutos. Pruebe el arroz, debe estar firme, pero blando. En caso necesario, cubra y deje otros 5 minutos en fuego muy bajo.

Arenque con mostaza

Ingredientes:

2 libras de arenque

1 cucharada de mostaza

Zumo de limón

Aceite, sal y pimienta

 

Preparación

Los arenques, limpios y secos, se pincelan con el aceite y las especias y se ponen en la barbacoa bien caliente. Haga una salsa con la mostaza, el aceite, el zumo de limón, la sal y la pimienta. Cuando los arenques estén dorados por ambos lados, se sirven acompañados de la salsa.

Qué tomar

Caramel Mocca

Ingredientes:

 Sirope de chocolate

  Café caliente

  Crema de leche

   Crema blanca

  Caramel

Preparación:

Se añaden los ingredientes en el mismo orden y se decora con sirope de chocolate.

Cortesía de Soleil 

Cómo manipularlo

Su carne es muy apreciada ya que es fina y muy sabrosa, siendo uno de los pescados mejor considerados. Admite varias formas para su preparación, asado al horno, a la parrilla, relleno, guisado o frito. Se suele emplear en ocasiones como ingrediente de ensaladas.

Cómo conservarlo

El arenque que se comercializa en el país es ahumado, por lo que su conservación en casa es una tarea fácil para las amas de casa. No es recomendable que se introduzca a la nevera debido a su fuerte olor.

Cómo escogerlo

Se encuentra fresco, en filetes o entero. Pero como es un pescado bastante graso admite perfectamente el escabechado, salado, ahumado o enlatado.

Consejos

Para que el arroz no se pegue cuando ponga el arroz con el agua hirviendo, puede añadir el jugo de medio limón o un chorrito de aceite.

Si desea darle más sabor a las preparaciones con pan rallado  agregue algún sabor a éste. Si le gusta variar puede preparar más de uno. Ideas: ajo y perejil, pimentón, orégano, salvia, romero, o la mezcla de cualquiera de estas u otras hierbas. Las hierbas que utilice deben estar secas. También le da mucho sabor el queso parmesano rallado.

Si envuelve la fruta en papel manteca, se conservará durante mucho más tiempo. Cuando estén muy maduras, úselas en rellenos de tartas o tortas. Para que las peras o manzanas no se oxiden tan rápido, déjelas en agua fría con un chorrito de jugo de limón hasta su uso.

Guarde siempre el pescado en la nevera hasta que vaya a usarlo. Si piensa demorar unos días, congélelo crudo en envases herméticamente cerrados. Descongele el pescado durante 24 horas. Si se descongela a la temperatura ambiente, cocínelo enseguida.

La carne del pescado queda blanca si se añade un poco de leche al agua donde se va a cocinar.

Para que el desagradable olor de agua de mar desaparezca del pescado, se frota con vinagre o limón después de limpio.

En cuanto a los mariscos, para saber si los camarones están frescos, póngalos en agua con un diente de ajo, si se oscurecen quiere decir que no están frescos.

El Yogur, alimento completo

A raíz de los descubrimientos de Metchnikoff, premio Nobel en 1908, el yogur se convirtió en un alimento popular durante el siglo XX. La longevidad de los pueblos balcánicos llamó la atención de muchos investigadores, entre ellos, Metchnikoff, que gracias a sus estudios demostró cuáles eran los efectos de las bacterias del yogur sobre la flora intestinal.

Los organismos vivos de este alimento transforman la lactosa en ácido láctico, un componente que impide el desarrollo de bacterias dañinas en el intestino derivadas de la descomposición de los alimentos. Este investigador también halló interesantes propiedades nutritivas derivadas de su gran cantidad de vitaminas del grupo B.

La acción sobre el sistema digestivo convierte al yogur en una auténtica defensa natural contra todo tipo de infecciones y enfermedades. Además, reduce el colesterol y permite absorber las grasas mucho más fácilmente, además de equilibrar el intestino, controlando los posibles casos de diarrea y estreñimiento. También minimiza los efectos negativos de los antibióticos y protege el estómago de la erosión que producen ciertos medicamentos.