El arte de Papúa Nueva Guinea tiene sede permanente en el corazón de Madrid

Arte

El hijo de Nelson Rockefeller, Michael, es la víctima más famosa de los caníbales de Papúa Nueva Guinea que, lejos de desaparecer, han intentado “comerse” hace dos semanas a una pareja británica, un peligro que el “indiana jones” español Jordi Clos recuerda en la exposición que hoy se inaugura en Madrid.

En 2014 se demostró que el menor de los hijos del multimillonario norteamericano, desaparecido en Nueva Guinea en 1961, había sido víctima de una tribu que practicaba la antropofagia y el pasado 14 de enero trascendió que Mathhew Iovane y Michelle Clemens sufrieron graves heridas y cortes mientras unos nativos les metían en una jaula con la intención, aseguraban ellos, de “comérselos”.