El ataúd de la reina Isabel II recorre Escocia

El ataúd de la reina Isabel II recorre Escocia

Miembros del Real Regimiento de Escocia cargan ataúd al llegar a Holyroodhouse,

El ataúd de la reina Isabel II recorrió ayer el campo escocés en un último viaje desde su amada residencia de verano en el Castillo de Balmoral y hacia la capital escocesa de Edimburgo.

Dolientes silenciosos se alinearon al paso del auto fúnebre, en puentes y carreteras, en automóviles y tractores, algunos arrojando flores en memoria de la monarca, que murió tras 70 años en el trono.

El coche fúnebre salió junto a ramos de flores y otros homenajes en un cortejo de siete autos desde Balmoral, donde falleció la reina el jueves, para su viaje de seis horas hasta el palacio de Holyroodhouse en Edimburgo.

El ataúd estaba cubierto por el estandarte real de Escocia y encima se colocó una corona de flores.

“Un triste y doloroso momento mientras Su Majestad, la reina, sale de su amado Balmoral por última vez”, tuiteó la primera ministra de Escocia, Nicola Sturgeon.

Le puede interesar: Reina Isabel II: la imágenes del cortejo fúnebre en su último recorrido por RU

Dominó el silencio en la calle Royal Mile de Edimburgo cuando llegó el féretro, pero a medida que se alejaba, la multitud espontáneamente estalló en aplausos.

Cuando el féretro llegó a Holyroodhouse, miembros del Real Regimiento de Escocia, con atuendo típico escocés, lo cargaron frente a los tres hijos menores de la reina — la princesa Ana, el príncipe Andrés y el príncipe Eduardo — y lo metieron en el salón de tronos, donde permanecerá hasta la tarde del lunes para que el personal pueda dar su último adiós.

El rey Carlos III y la reina consorte Camila viajarán hoy al Edimburgo para otra procesión solemne que llevará el féretro a la St. Giles Cathedral en la Royal Mile. Allí estará por 24 horas para que la gente pueda rendirle tributo antes de ser llevado en avión a Londres mañana martes.

Funeral

Las autoridades británicas prevén filas interminables de gente esperando para acceder a la capilla ardiente de la reina Isabel II a partir del miércoles, que obligarán “posiblemente” a tener que trasnochar para acceder al interior de Westminster Hall.

El Ministerio de Cultura alertó en nota difundida ayer de que quienes quieran dar su último adiós deberán soportar colas “muy largas” que implicarán espera de pie de “muchas horas”.

Publicaciones Relacionadas