El Barça necesita victoria para mantener opciones en el “grupo de la muerte”

8cea4ac9b8142a8f9fa0559ffae1ac13

Barcelona. Después de la importante victoria conquistada en Madrid, con una canasta a última hora de Justin Doellman, el Barcelona ha equilibrado su balance de victorias y derrotas (2-2) y necesita ganar mañana, viernes, en casa al Laboral Kutxa para mantener sus opciones en el denominado ‘grupo de la muerte’.

Y es que debido al nivel competitivo de este grupo, perder un partido en casa puede suponer un lastre difícilmente recuperable. Después de cuatro jornadas, el grupo lo domina el Khimki ruso con tres victorias y una derrota; seis equipos (Brose Basket, Laboral Kutxa, CSKA Moscú, Barcelona, Real Madrid y Olympiacos) suman 2-2 y Zalgiris Kaunas ha ganado uno de los cuatro partidos jugados.

La ventaja para los de Xavi Pascual es que ha jugado uno de los cuatro partidos en casa y ha sido capaz de cazar una victoria como visitante, pero todos los despistes se pagan.   Por eso, el partido del viernes ante el Laboral Kutxa es muy complicado, frente a un rival que este año ya acabó con la condición de invicto azulgrana, puesto que ganó a los catalanes en el Buesa Arena en la Liga ACB (87-79) después de una prórroga.

Buena parte de las opciones de uno y otro equipo pasa por el rendimiento de sus pivotes. Así Ante Tomic y Ioannis Bourousis lideraran muchos de los apartados del juego.   El croata promedia 12,4 puntos y 5,9 rebotes para 17.4 de valoración por partido, pero los números del griego aun son mejores. Bordea las dobles figuras (13,4 puntos y 9,1 rebotes de promedio) y 21,6 de valoración media.   La estadísticas de ambos equipos reflejan el equilibrio existente. La valoración media del Barcelona es de 95,6 y la de Laboral Kutxa de 95,4.