El Barcelona de Neymar, a evitar que se repita el 4-0 de la Supercopa

El jugador brasileño Neymar. Archivo.
El jugador brasileño Neymar. Archivo.

Bilbao/Barcelona. El Athletic Club recibe este miércoles en San Mamés al FC Barcelona en la ida de los cuartos de final de la Copa del Rey tratando de olvidar el 6-0 encajado el domingo en el Camp Nou y soñando con repetir la hazaña del pasado mes de agosto en la Supercopa de España.

El equipo de Ernesto Valverde no tiene demasiados problemas para pasar página del set en blanco recibido en la última jornada liguera por la forma en que llegó la goleada, en inferioridad numérica y en el marcador desde que en el minuto 4 fuese expulsado Gorka Iraizoz por un penalti a Luis Suárez que transformó Leo Messi.

Su estado anímico de cara a mañana ha cambiado radicalmente sabiendo que volverán a contar con Aduriz, verdadero martirio de los azulgrana en la última Supercopa, en la que les abatió con tres goles en el 4-0 de la ida y les arrebató toda esperanza de remontada marcando el empate a uno del Camp Nou.

También animan al Athletic las bajas en el rival de Suárez, sancionado salvo sorpresa de última hora del Tribunal Arbitrario del Deporte (TAD), y Jordi Alba, así como la posible ausencia de Leo Messi, que arrastra pequeñas molestias musculares.   Además de Aduriz también podría regresar mañana Markel Susaeta a un once titular bilbaíno de gala, exceptuando la baja del lesionado Raúl García.

Susaeta, renqueante con una tendinitis en los últimos meses, completaría una delantera con Iñaki Williams de nuevo en la derecha por el regreso de Aduriz y Javi Eraso en la media punta.   Aunque Valverde también podría dar entrada a un Iker Muniain en fase de recuperación de forma y sensaciones tras su grave lesión, para resarcirle del disgusto que le supuso abandonar el domingo el campo en el minuto 4 para que Iago Herrerín se pusiese bajo palos.