El brillo de la Gala del Deporte Universitario de RD

El Deporte Universitario de la República Dominicana está transitando por una senda que lo conducirá inexorablemente a convertirse en la principal cantera de donde surgirá en un futuro cercano la camada de los principales atletas de alta competición que nos representarán en el ámbito internacional, gracias al dinámico impulso de la actual gestión gubernamental a través de los Ministerios de Deportes y Educación Superior.

Con notable brillantez se llevó a cabo el pasado jueves por segundo año consecutivo la Gala del Deporte Universitario de la República Dominicana, actividad donde fueron galardonados 26 centros académicos superiores que participaron en la justa atlética estudiantil correspondiente al periodo 2014-2015.

El hecho de haber aglutinado un número récord de universidades de todo el país bajo un mismo programa y con reglamentos bien definidos, constituye uno de los pasos más trascendentes para el salto del deporte doméstico en una vertiente que por casi tres décadas estuvo dispersa sin contar con una adecuada estructura organizativa.

La creación de la Comisión Nacional de Deporte Universitario (CNDU) a finales del año 2012, fue una acertada iniciativa del equipo ejecutivo de la cartera deportiva, cuyas labores han contado con el firme y entusiasta respaldo de los rectores de las altas casas de estudios, quienes no han escatimado esfuerzos para contribuir al avance del innovador programa y la integración masiva de los estudiantes atletas.

La Gala del Deporte Universitario es el magno acto protocolar de reconocimiento a las academias de formación profesional tras haber participado en una amplia y diversa jornada del músculo y el espíritu que tiene lugar en distintos escenarios del país, contando con el apoyo técnico y logístico del Ministerio de Deportes y aportes de otras entidades públicas y privadas.

En esta ocasión la actividad volvió a celebrarse por todo lo alto en el Pabellón de la Fama del Deporte Dominicano del Centro Olímpico Juan Pablo Duarte, constituyendo un acontecimiento socio-cultural en el que se dieron cita renombradas personalidades del sector académico y deportivo en un ambiente caracterizado por la armonía, la solidaridad y el entusiasmo.

Hay motivos valederos para exudar optimismo sobre las proyecciones de nuestro deporte universitario luego del despertar que se ha operado en esta primera etapa, fundamentado en la convicción de que el mismo representa la cúspide del deporte escolar y colegial. La organización de competiciones inter-universitarias garantizan la permanencia en el país de la mayor parte de los talentos deportivos y, mediante la concesión de becas por los centros superiores, los estudiantes atletas podrán asegurar su preparación y posterior profesión que les permita su inserción en la sociedad cuando concluya el ciclo de su vida deportiva.

Uno de los logros más significativos del CNDU, bajo la presidencia del carismático y afamado Marcos Díaz, Viceministro de Deporte Escolar y Universitario, fue la afiliación en el año 2013 a la Federación Internacional de Deporte Universitario (FISU), logrando una integración a las principales actividades en el plano exterior. La más reciente fue la participación del país en las Universiadas de Verano en Gwangju, Korea del Sur, con la asistencia de 143 naciones de todo el mundo, donde la delegación criolla obtuvo dos medallas de oro.

Un detalle de capital importancia para visualizar la sostenibilidad y progreso de esta vertiente, es el hecho que el deporte escolar y el universitario están incluidos como el Primer Eje del Plan Nacional de Desarrollo Deportivo, lo cual garantiza un firme respaldo en materia de recursos a través de la plataforma de CNDU, organismo creado por Ley.