El Bundesbank se opone a más financiación de urgencia a bancos griegos

Berlín.  El presidente del Banco central alemán, Jens Weidmann, expresó su oposición a que los bancos griegos tengan acceso a ás financiación de urgencia por parte del BCE, en una entrevista a la revista Focus publicada el viernes.

“Estoy en contra de un aumento de los créditos de urgencia”, declaró el presidente del Bundesbank, que considera que el nuevo ejecutivo griego de izquierda radical “ha mermado fuertemente la confianza” de sus socios europeos.

Los bancos griegos se refinancian actualmente ante el banco central de Grecia, con préstamos de urgencia, más onerosos para ellos, en el marco de un mecanismo de préstamos de urgencia llamado ELA aprobado por el Banco Central Europeo (BCE).

El tope de ese mecanismo ha sido elevado esta semana a 71.100 millones de euros.   El consejo de gobernadores del BCE –en el que está Weidmann junto a los gobernadores de los 19 países de la zona euro, así como los seis miembros del directorio del BCE– toma sus decisiones sobre el ELA con una mayoría de dos tercios.

Este mecanismo ha tomado el relevo de la financiación de los bancos en Grecia tras la supresión de un régimen de favor del que se beneficiaban para obtener liquidez de la institución europea.

Antes, los bancos griegos podían obtener dinero con el aval de la deuda del Estado griego en sus cuentas.   El BCE, que hizo una excepción con la deuda griega por su alto riesgo, puso fin a ese canal de financiación tras la llegada al poder de la izquierda radical Syriza de Alexis Tsipras, debido a su deseo de poner fin al programa de rescate europeo.

“Si un Estado miembro de la zona euro decide no cumplir con sus obligaciones y deja de efectuar sus pagos a sus acreedores, entonces un default desordenado es inevitable”, declaró Weidmann, que siempre ha defendido una línea dura ante Grecia.