EL BUZÓN
DEPLORA
Irrespeto a las señales  PARE

Señor director:
Los dominicanos nos caracterizamos por ser violadores reincidentes de las leyes, especialmente las de tránsito. Al parecer sentimos placer al transgredir las normas o, en el caso de la población joven, como una burla la autoridad.

Nos encanta cometer la infracción para luego de la sanción, lamentarnos.

Las señales de PARE, por ejemplo, constituyen para mucha gente un ornato.

Creen que están colocadas en las intersecciones como lujo. Muchos conductores las viven violando, a sabiendas de que se exponen a un seguro accidente con otro vehículo.

Y después del choque, contundente o no, viene el lamento.

O sea, queremos poner candado después que nos roban.



Atentamente,


Daniel J. Pérez M. 



_________________________________________________________


SUGIERE LIMITAR
Egresados de ciertas carreras

Señor director:

En estos días se ha vuelto a comentar en los medios la necesidad que tiene el país de formar los profesionales que requiere el aparato productivo.

Siempre he visto con preocupación la enorme cantidad de abogados, profesores y contables que egresan de nuestras universidades, sin garantías de trabajo.

Por tal razón, es exagerada la cantidad de profesionales que deambulan por las calles, procurando qué hacer.

Creo que una responsabilidad de las autoridades, de las universidades y de toda la sociedad promover un estudio profundo del problema, y buscar los correctivos.

No podemos continuar ‘tirando a las calles’ a centenares de jóvenes y adultos con un título bajo el brazo, que nunca le servirá para nada.



Atentamente,


Luisa del Rosario T.