EL BUZÓN
Vega Imbert precisa concepto artículo

http://hoy.com.do/image/article/478/460x390/0/71C2CD23-F85C-42D2-B65D-9E307DFC8813.jpeg

Estimado señor Director y amigo:
El propósito principal de la presente es agradecerle la publicación en la edición del 26 del corriente mes de diciembre, de mi artículo titulado Testimonio Pertinente que trata fundamentalmente de mi vivencia junto a Salvador Jorge Blanco durante la trágica noche y madrugada del suicidio del Presidente Antonio Guzmán en julio de 1982.

En la susodicha publicación, la redacción de ese prestigioso diario, reproduce debajo   del mencionado título, una frase de mi artículo totalmente fuera de contexto,  en la que    citándome expresa  escuetamente que “nunca hubo rivalidad politica” entre don Antonio y Salvador.

Subrayo  que dicha frase fue tomada fuera de contexto, pues,  bastaría leer el ultimo párrafo de mi artículo para comprender que dicha afirmación se refiere a   a los tiempos de la Revolución de Abril y años posteriores a la misma, desvirtuando la especie  de que las rivalidades partidarias entre esas señeras figuras políticas, que surgieron a mediados y fines de los años setenta, conocidas por todos, tuvieron su génesis en el ámbito de aquella memorable gesta,  lo que reitero es totalmente falso.

Dicho párrafo  final textualmente dice: “No puedo terminar este testimonio sin afirmar categóricamente que durante los tiempos de la Revolución de Abril, de las negociaciones de la denominada Fórmula Guzmán y hasta años después, nunca hubo rivalidad política entre don Antonio y Salvador, especialmente en esos días heroicos y cohesivos del 65, cuando Antonio Guzmán era la figura más representativa y preponderante de Santiago en la gesta y Salvador Jorge Blanco y Aníbal Campagna, sus más íntimos consejeros. 

Invoco, pues, con sumo respeto, la pulcritud periodística de ese  destacado diario que usted dignamente   dirige para pedirle encarecidamente que con fines puramente aclaratorios,  disponga, de ser posible la publicación de la presente con la  urgencia que el  caso amerita.

Reiterándole mi gratitud, aprovecho la ocasión para reafirmarle mi alta estima y admiración a su brillante carrera periodística y  a su reconocida calidad humana.

Muy atentamente,
José A. Vega Imbert