El cambio de los Estados Unidos de América

http://hoy.com.do/image/article/825/460x390/0/E2A6D759-B6F6-4695-BC6F-235444C1466A.jpeg

La población blanca de Estados Unidos está disminuyendo. El año pasado, por primera vez, el número de muertes de blancos no-hispanos en EEUU excedió los nacimientos. Y la mayoría de los nacimientos ahora son no-blancos. Sin inmigración, legal o de cualquier otra forma, la perspectiva demográfica de Estados Unidos se parecería más a la de Italia o España.

La población de rápido cambio de EEUU es un llamado despertador tanto para los republicanos, que enfrentan el olvido a menos que cambien como partido, como para Europa, que debe comprender las implicaciones de un EEUU que ya no será de una mayoría de origen europeo. Europa debería tomar el ejemplo de EEUU en relación a los beneficios de ser más abierto. 

EEUU tiene grandes ventajas demográficas. Pero a menos que el Congreso promulgue la reforma de inmigración, la mayor parte sigue siendo hipotética. Para su futuro como partido, es imperativo que los republicanos se unan a los demócratas para aprobar el proyecto de reforma migratoria que ahora está en debate en el Senado.

 El proyecto daría un “camino a la ciudadanía” para los 11 millones de inmigrantes ilegales, habiendo primero dado los pasos para fortalecer la seguridad en la frontera con México de 1,900 millas. Esto también extendería el número de visas de empleos de bajo salario y del sector agrícola y expandiría los programas de la H1B y de residencia para trabajadores capacitados.

La economía del proyecto es convincente. Pero la mayoría de su política gira en torno a la seguridad fronteriza. Esta está bajo amenaza de una enmienda republicana que requeriría absurdamente que se impongan medidas estrictas antes de que los trabajadores indocumentados pudieran aplicar por una residencia, tales como mandar “un 90% de aprehensión” de los cruces ilegales, un duro mecanismo de control  sin el cual el camino hacia obtener la ciudadanía quedaría inactivo.

En realidad, ha habido un flujo neto desde EEUU en los últimos cuatro años debido al auge de la economía mexicana y la recesión de Estados Unidos. El Gobierno del presidente Barack Obama ha deportado más inmigrantes ilegales que todos sus predecesores juntos. La enmienda es una “píldora de veneno” y el liderazgo republicano podría rechazarla.

Para Europa, la implicación de la cambiante demografía de EEUU no es menos importante. El cuadro demográfico de Europa se asemeja al de los blancos de EEUU, cuya edad promedio es de 42 años contra los 27 para los hispanos. La apertura a la inmigración mejora la proporción entre trabajador-jubilado y la perspectiva fiscal. A medida que EEUU se vuelve menos europeo en su carácter, Europa debería acercarse más al modelo de EEUU. Tanto el Partido Republicano como Europa deberían prestar más atención a los beneficios de ser más abierto.