“EL CAMBIO ME SORPRENDIÓ” Edwin se emociona al llegar a un equipo ganador

1B_Deportes_18_1,p02

El sábado en la noche, Edwin Encarnación se encontraba en el sótano de la División Oeste de la Liga Americana, con los Marineros de Seattle.
No importaba que estuviese liderando el joven circuito en cuadrangulares, con 21, o que su bate se mantenga como en sus mejores momentos a pesar de sus 36 años de edad.
Este es el mismo Encarnación que fue cambiado por los Indios de Cleveland en la temporada muerta y cayó en unos Marineros en reconstrucción que acababan de salir de Robinson Canó y de prácticamente todo pelotero que tenía un contrato decente.
No pudo ser movido a Tampa Bay como tanto se había especulado y parecía resignado a quedarse todo el 2019 en Seattle.
Sin embargo, de repente Brian Cashman hizo el movimiento y se quedó con los servicios del quisqueyano, que quedó como uno de los impactados por el movimiento.
“Me sorprendi con el cambio, no me lo esperaba”, dijo Encarnación en una rueda de prensa celebrada previo al partido de anoche.
Los Yanquis lideran la División Este de la Liga Nacional y en un abrir y cerrar de ojos, Encarnación tiene la oportunidad de volver a la postemporada.
“Este es un equipo ganador y para eso es que uno juega para ganar. Siempre lo he dicho, juego para ganar y eso es lo que uno busca”, agrego Encarnación.
Con las lesiones de Aaron Judge y Giancarlo Stanton, además de un Luke Voigt que no parece ser trascendental para la gerencia, Encarnación debe tener mucho tiempo de juego.
Quizás todo el que necesite para seguir como líder de vuelacercas de la Liga Americana.
Pero lo más importante, con la oportunidad de ganar, que tanto Encarnación anhelaba.