El cerebro, sus parásitos y las cefaleas

16_03_2019 HOY_SABADO_160319_ Opinión8 A

La sociedad que nos agrupa a neurólogos y neurocirujanos (SDNN), en combinación con la Sociedad Dominicana de Cefaleas que dirigen los colegas Ana Robles, Santiago Valenzuela y Juan Manuel Mena, propiciaron un evento acerca de los dolores de cabeza y la neurocisticercosis. Estuvimos ante un programa científico de alto calibre, teniendo como invitado especial a un gran amigo de los dominicanos, el neurólogo ecuatoriano Dr. Oscar del Bruto Perrone, autoridad mundial en este campo de los parásitos en el cerebro y en particular su campo operativo la cisticercosis. Este ?conversatorio” está basado en la interesante conferencia que nos brindó en esa actividad mensual de la SDNN. La cisticercosis es la infección parasitaria por helmintos más frecuente del sistema nervioso. Pero la enfermedad parasitaria más común del SN es la malaria, el paludismo, que mata cada año miles de niños africanos y poco se está haciendo para controlarlo.
La cisticercosis, mata aproximadamente 50,000 personas al año. Es una enfermedad generalizada en países en vía de desarrollo, pues tiene una relación muy estrecha con la higiene. La abordo en detalles en muestra más reciente producción, el libro ?Su cerebro y usted?, el cual tiene un capítulo dedicado a esta enfermedad. Los movimientos migratorios masivos, han hecho que esta enfermedad,antes desconocida en países desarrollados, tenga brotes episódicos en todo el mundo. Aun en países árabes, pues se sabe que el Corán prohíbe el consumo de carne de cerdo, y este animal es el portador transmisor principal de la enfermedad. Por no existir crianzas de este animal en esos países, uno no esperaría que la Taenia Solium, parásito trasmisor de la enfermedad a través de la carne contaminada de cerdo pudiera existir en estos países. Es un parásito de ciclo complejo: el parásito adulto se llama Taenia Solium, se le llama así porque es solo una la que persiste. Es un parásito largo y plano que se agarra a las paredes del intestino del humano, puede alcanzar de 6 a 12 metros de longitud, luego pasa a la sangre y de ahí va al cerebro produciendo la constelación de síntomas donde el dolor de cabeza y las convulsiones epilépticas son los principales.Todos los días desde la persona infectada salen dos o tres pedacitos del parásito a través de las heces fecales contaminadas.
Los cerdos criados a campo abierto, se contaminan con las heces fecales del humano infectado y el parásito en ellos se va principalmente a los músculos, es la razón del porqué la carne de cerdo contaminada mal cocida es la vía principal del humano contaminarse, esas larvas entran por el tubo digestivo, crecen en número y llegan hasta el sistema nervioso. Es decir, que el hombre es el huésped definitivo (Taenia Solium), siendo el cerdo el huésped intermediario y el que desarrolla cisticercosis. En algunas condiciones el humano contaminado y por razones de pocahigiene o hacinamiento, puede el hombre hacer contaminación directa sin estar el cerdo como intermediario. Por ejemplo, al preparar comidas sin lavarse las manos, estos huevecillos pasan a la comida contaminada y son muy resistentes a la cocción de los alimentos. Como vemos es una enfermedad que no solo se produce por comer cerdo, sino por comer ?como cerdos?.
La epilepsia se presentan en alrededor del 75% de los casos, por eso es obligatorio hacer por lo menos una tomografía de cráneo a todo el que convulsiona y máxime si es adulto y es del sur del país. Así que con la simple acción de cocer bien la carne de cerdo o consumir los cerdos criados en granjas y lavarnos adecuadamente las manos, tendremos menos chance de contaminarnos con este parásito que le agrada nuestro cerebro. Un coprológico, nos ayudaría pues el tratamiento a tiempo no es nada costoso y podría salvarnos la vida.