El cine ha tratado la violencia contra la mujer

El cine, además de entretener, se ha convertido en un arma poderosa para que se denuncien problemas acuciantes de la sociedad. Uno de ellos es la violencia contra la mujer, un problema que se ha recrudecido en las últimas décadas, y que ha sido enfocado en el cine desde diversos puntos.

Y hoy cuando se celebra el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer y el 53 aniversario del asesinato de las hermanas Mirabal, damos un vistazo a algunas películas que tratan sobre la violencia contra la mujer.

En 1985, el director y productor Steven Spielberg presentó la película “El color púrpura”, basada en la novela homónima de Alice Walker, ganadora del premio Pulitzer en 1983. El filme narra la historia de Celie (Whoopi Goldberg), una joven muchacha afrodescendiente, a principios del siglo XX. A sus 14 años Celie está embarazada de su padre. Partiendo de este momento, se cuenta su difícil existencia durante los siguientes treinta años.

“Thelma y Louise”, (1991) de Ridley Scott, protagonizada por Susan Sarandon y Geena Davis, se centra en la historia de dos mujeres que respondían con las armas a la violencia machista. La cinta creó controversias en Estados Unidos por su temática.

“Solo mía”, (2001), de Javier Balaguer. Esta película española se centra en la relación de Joaquín (Sergi López) y Ángela (Paz Vega), una pareja que vive como en un cuento de hadas, hasta el momento en que llegan los reproches y los abusos.

Jennifer López es una actriz conocida por su sensualidad, pero en la película “Nunca más”, (2002) de Michael Apted, da vida a Slim Hiller una mujer que debió enfrentarse a un esposo que no perdía un segundo de su tiempo para maltratarla física y verbalmente.

Icíar Bollaín es otra de los cineastas que también ha enfocado el tema. En su película “Te doy mis ojos” (2003), la directora trata la historia de Pilar, quien huye de su casa en Toledo con su hijo de ocho años. Pilar es una víctima más de los malos tratos conyugales, que intenta rehacer su vida.