El cine latinoamericano busca revalidar el “León de Oro” de Venecia

El director chileno Pablo Larraín

Roma.- El cine latinoamericano estará nuevamente representado en el Festival de Venecia, que comienza el miércoles próximo, con cintas procedentes de Argentina, Chile y México que optarán al “León de Oro”, conquistado por el venezolano Lorenzo Vigas en 2015.

En esta edición las películas latinoamericanas serán cuatro, una quinta parte de las veinte que componen la Sección Oficial del certamen, integrada también por trabajos de reconocidos cineastas como Wim Wenders, Terrence Malick, François Ozon o Emir Kusturica.

Dos son obra de los directores chilenos Pablo Larraín y Christopher Murray, otra lleva la firma de los argentinos Mariano Cohn y Gastón Duprat y otra del mexicano Amat Escalante.

El 2 de septiembre el chileno Murray (Santiago, 1985) desvelará su largometraje “El Cristo Ciego”, una parábola sobre un hombre que emprende un peregrinaje para sanar a un amigo enfermo convencido de encarnar a Jesús de Nazaret y de su capacidad para obrar milagros.

En un comentario difundido por los organizadores de la “Mostra”, Murray ha destacado cómo “la fe puede ser un modo para sobrevivir en una sociedad en riesgo” como la del Chile septentrional, a menudo marcada por una gran religiosidad y “una dramática realidad social”.

La segunda cinta que integra la propuesta latinoamericana en este Festival será “El Ciudadano Ilustre”, obra que Cohn (Villa Ballester, 1975) y Duprat (Bahía Blanca, 1969) presentarán el 4 de septiembre para intentar alzarse con el codiciado “León de Oro”.

Esta pareja artística propone un relato sobre un premio Nobel de Literatura que abandona la ciudad y el lujo para regresar cuarenta años después a su pueblo, cuyos habitantes e historias han nutrido su laureada nómina.

Pese al buen recibimiento inicial del que disfruta el escritor, la situación pronto se tuerce y algunos miembros de la localidad comienzan a reprocharle que sus textos están basados en la calumnia hacia sus gentes, lo que enciende la mecha del conflicto.

Entre los propósitos de la historia, los directores han destacado “la suerte de herida abierta en el orgullo de Argentina, país de grandes escritores que, por contra, nunca han ganado” el mencionado y prestigioso galardón.

El 5 de septiembre será el turno del mexicano Amat Escalante (Barcelona, 1979), quien exhibirá “La Región Salvaje”, a medio camino entre la ciencia ficción y el terror y ambientada en una aldea en la que rigen férreos valores familiares e hipócritas.