El club de los millonarios antisistema, quieren pagar más en impuestos

6D_Economía_22_1,p01

Puede parecer una locura para los estadounidenses ordinarios e incluso también para el 0.1 por ciento de los ricos: hay millonarios que quieren pagar más en impuestos.
Se llaman a sí mismos los “Millonarios Patrióticos”, y dicen con cara seria que es hora de que el ultrarico le dé más ‘patadas al tío Sam’.
Si son traidores a su clase, ciertamente son orgullosos. En esta era de gran desigualdad, el grupo de aproximadamente 200 millonarios está presionando por un sistema tributario más progresivo.
“Todavía tendría dos aviones”, dice uno de ellos, Stephen Prince, de Tennessee.
Los miembros destacados incluyen a la heredera de Disney, Abigail Disney; el fundador de Men’s Wearhouse, George Zimmer; el desarrollador de bienes raíces Jeffrey Gural y Chuck Collins, heredero de la fortuna de Oscar Mayer.
Se requiere un ingreso anual de un millón de dólares o al menos 5 millones en activos para unirse y, como era de esperar, la mayoría de los miembros son hombres viejos, blancos y liberales.
Muchas personas comunes y corrientes están de acuerdo con ellos, según las encuestas de opinión pública, al igual que los candidatos demócratas a la presidencia. Algunos ‘Millonarios Patrióticos’ dicen que se unieron porque se sienten un poco culpables por ser tan ricos cuando “nacieron en la tercera base”. Otros dicen que están buscando un sentido de comunidad. Dejando a un lado la buena onda, algunos admiten que con gusto aprovecharán las lagunas fiscales.
Bloomberg se sentó con algunos miembros del grupo ‘Millonarios Patrióticos’, que se unieron hace una década, para descubrir por qué han elegido esta ruta. Los comentarios han sido editados y condensados.
Ejemplos de miembros de “Millonarios Patrióticos”. Scott Nash, de 54 años, residente en Washington, DC. En 1987, después de abandonar la universidad y pasar de un trabajo a otro, Nash cofundó la cadena de supermercados MOM’s Organic Market, que ahora tiene 19 tiendas y 230 millones de dólares en ingresos. Nash, que posee el 100% de la compañía, es millonario “en varias ocasiones” y vive en las afueras de la capital de Estados Unidos. Se unió a Millonarios Patrióticos hace unos cinco años.
¿Por qué te uniste?
Si deseas una buena democracia, donde las personas estén protegidas y se brinden ciertos servicios, como educación y servicios militares, debes pagar tus impuestos. No es patriótico vivir aquí y prosperar aquí y luego no pagar las cuentas.
¿Apoyas el impuesto al patrimonio de los ricos?. Probablemente sería difícil promulgarlo y hacerlo cumplir. En general, estoy a favor de aumentar los impuestos a los ricos, pero, si ese impuesto específico es o no una buena forma de hacerlo, no estoy seguro.
¿Qué opinas de las críticas negativas hacia la riqueza que ahora son tan comunes? Las personas ricas no son malas. Se te permite ser rico. Es algo por lo que hay que luchar. Cualquiera va a desear una vida fácil. Esa es la naturaleza humana. Así se estableció el capitalismo y la democracia lo apoya. Existe una reacción violenta contra los ricos de izquierda, que creo que es bastante ridícula.
¿Tienes un candidato presidencial favorito?
Voy a votar por quien sea el demócrata. Cualquiera que tengamos será mil millones de veces mejor que lo que tenemos ahora.
Morris Pearl, de 60 años, residente de Upper East Side de Manhattan. Pearl se retiró de BlackRock en 2014 después de una carrera de décadas en finanzas que le hizo crear una fortuna de “siete cifras altas y ocho bajas”. Pearl, el presidente del grupo y uno de sus primeros miembros, vive en Park Avenue, a pocas cuadras del Museo Metropolitano de Arte. ¿Por qué te uniste?
Pensé que así podría hacer algo y sentir que era parte de algo y sentir que estoy haciendo una diferencia, en lugar de enviar un gran cheque a quien sea y conocer a Nancy Pelosi una vez al año.
¿Cuál es el atractivo de pagar más impuestos?. No es que yo personalmente quiera pagar más dinero. Puedo regalar todo mi dinero si quisiera. Es que la creciente desigualdad en nuestro país es mala. Nos estamos moviendo en una dirección donde hay algunas personas ricas y mucha gente pobre. Eso disminuirá la posibilidad de tener una clase media de comerciantes y profesionales, médicos, abogados y personas como esa, que realmente son la base de nuestra economía.
¿Qué pasa con la filantropía? No reemplaza el financiamiento del Gobierno. No es tan difícil recaudar dinero para un nuevo centro de música en el Lincoln Center. Es mucho más difícil recaudar dinero para construir una nueva planta de tratamiento de aguas residuales en la calle 143.
Charlie Simmons de 71 años, residente de Los Altos Hills, California. Simmons, residente de Bay Area desde hace mucho tiempo, se retiró hace casi 20 años como vicepresidente de desarrollo corporativo de una empresa de almacenamiento de computadoras y se convirtió en un ángel inversionista. No dirá a cuánto asciende su riqueza porque su esposa “se asustaría”, pero dijo que tiene “más de 5 millones de dólares”. Vive en un suburbio de Silicon Valley y se unió al grupo poco después de que Donald Trump fuera elegido presidente en 2016.
¿Por qué las personas ricas como tú deben pagar más impuestos?
Tenemos que financiar programas para levantarlos e incluso algunos de la clase media necesitan ayuda y eso requerirá mucho dinero. Somos los que podemos pagarlo. Prefiero vivir en un país que tiene mucha más igualdad y reducir mi patrimonio neto, eso no cambia mi estilo de vida.
¿Como lo harías?
Creo que la tasa máxima de impuesto puede ser más alta para mí y para otros. La hemos tenido en más del 70 por ciento antes y sobrevivimos como país. Al menos podría estar entre 50 por ciento y 70 por ciento. Y que el impuesto sobre ganancia de capital sea a la misma tasa.
¿En qué le gustaría gastar el dinero extra?. Cuidado de salud universal. Tenemos que admitir las áreas donde el capitalismo no funciona, y la medicina es una. La educación es otra.