El color azul ha llegado y se ha instalado

29_07_2015 HOY_MIERCOLES_290715_ ¡Vivir!7 C

REPORTAJES.- Las pasarelas se visten de rayas blancas y azules para el verano, y de la misma manera en la pasarela del hogar el azul es el color de la temporada.

En distintas intensidades, pero siempre predominando, el azul es un tono que combina con todo, refrescante y sereno, sin que por ello le falte intensidad.

El interiorista Guillermo García de la Hoz coloca enormes mariposas azules sobre un sofá tapizado con estos lepidópteros, mientras que un poco más adelante un sofá tapizado en terciopelo azul pone la nota discordante en un ambiente creado para rendirse a la decoración exterior, situada en el interior de Casa Decor.

La firma textil Laura Ashley ha decidido que cristalice en nosotros el espíritu marinero; podemos percibir la brisa del mar aunque no estemos cerca si nos dejamos llevar por el color de las sábanas de su colección “On the sea”, tanto para dormitorios infantiles como de adultos.

Florales. En la zona de comedor propone un papel pintado floral, con hojas que van de verde suave al azul, flotando como si el movimiento se adueñara de ellas.

Este es un espacio donde el sofá se viste también de un tono pastel, como si fuera una nube dulce.

En la cocina los muebles se pintan, en ella Bramley combina la pátina envejecida con la suavidad de la cubierta en madera de mindi. Una manera de atrapar un estilo vintage, rescatando el espíritu de los “cottages” ingleses, ese es el resultado del pintado a mano, en suave azul craquelado, del envejecido de la madera y de las vetas que la adornan.

De todo. Maisons du Monde ha decidido también rendir homenaje al azul: marino, turquesa, añil o cian, una paleta infinita que invita a la calma y por la que pasa desde un cómodo reposapiés a un kilim (tipo de alfombra) de formas geométricas o un sencillo vaso de agua.

Una silla de latón de diseño industrial, un taburete, un tarro para pastas o legumbres, o un plato, que parecería diseñado por Gaultier, son sus aportaciones a este universo marino.

No hay que olvidar los cuencos para los aperitivos, además de azules, puede añadir una versión más marinera si los elige en forma de pez.

No es cerámica, es melamina. Williams Sonoma confía sus colecciones más coloristas a su menaje para el exterior. La terraza y el jardín se visten de fiesta y del color del cielo.

Platos que reproducen un estilo bizantino en sus dibujos son una de sus grandes apuestas, una forma de recrear la cerámica europea pintada a mano, pero en realidad hecho de melamina irrompible, que solo se percibe cuando se tocan.

La ropa de baño de Pottery Barn se tiñe también de azul. Las toallas de rayas o estampado jacquard, incluso las alfombrillas deslumbran con este tono.

Tampoco se olvidan de adaptar ese toque marinero a sombrillas o añadir sobre la mesa el mismo tono en manteles, servilletas o caminos de mesa.