El compromiso político contra la tuberculosis en India esperanza a expertos

Nueva Delhi. India registró en 2017 un cuarto de los 10 millones de casos de tuberculosis del planeta, una enfermedad contra la que el primer ministro indio, Narendra Modi, se ha comprometido a luchar dando esperanzas a expertos, aunque preocupe la falta de planes concretos y el foco en el sector privado.

Hoy se celebra el Día Mundial de la Tuberculosis para recordar que la enfermedad infecciosa mata más que cualquier otra en todo el planeta, así que una reducción en el número de casos en la India supondría un gran avance, explicó a Efe la directora científica de la Unión internacional contra la tuberculosis y enfermedades respiratorias, Paula Fujiwara.

“Creo que la India tiene los recursos para hacerlo, es una cuestión política. Si el primer ministro de un país, no importa cuál, dice que es importante entonces puede hacerse”, explicó a Efe.

Es por ello que el compromiso tomado por Modi el año pasado de acabar con la tuberculosis en el país asiático antes de 2025 es esperanzador, según la experta.   Parece que esta vez las promesas van acompañadas de hechos la India triplicó entre 2016 y 2018 el gasto en dinero público destinado a esta enfermedad, pasando de unos 100 millones de dólares a 458, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS). 

Pero como en el resto del mundo, la tuberculosis en la India está asociada a un estigma social que se suma a factores como la falta de higiene y la desnutrición, que dificultan su tratamiento.