El correcto uso de las copas en el brindis de fin de año, de acuerdo a la regla protocolar

http://hoy.com.do/image/article/479/460x390/0/5FE38218-FA03-421E-BC74-2F11CB562963.jpeg

Existen varios elementos que debemos tomar en cuenta  cuando vamos a brindar en una copa, algo muy común en estas fiestas, y para ayudarles a quedar siempre bien, aquí les recordamos algunas de ellas.

Lo primero que debemos considerar es que las copas nunca deben servirse hasta el borde, sino hasta la mitad o un poco más. Según  explica el libro  “Etiqueta,   Protocolo y  Ceremonial” de Patricia Canahuate, la única copa o vaso que puede estar llena antes de empezar a comer es la  de agua; el resto se irán sirviendo a medida que lleguen los alimentos a la mesa.

Al servir vino, se toma la botella con la mano derecha, hacia la mitad, no se puede apoyar la botella en el borde de la copa. El vino se sirve por el lado derecho del comensal, mientras la comida se sirve por el lado izquierdo y se  retira el plato por la  derecha del comensal.

Tipos de copas y su ubicación en la mesa

Para que la  mesa refleje mayor elegancia, lo  preferible es optar por copas de cristal fino y transparente.

Aunque  hay copas para casi todo:  la copa de agua, la copa de vino tinto, la copa de vino blanco, la  de champagne,  de brandy, de coctel, la copa de jerez, el vaso de whisky y la jarra de cerveza, entre otras,  lo más habitual  es colocar una copa de agua a la izquierda y una  de vino, a la derecha de cada plato, en otros casos especiales se colocan la copa de vino blanco y la de champagne y  tratándose de brindar por el nuevo año, puede que sea una opción interesante.

Por lo general,  puede reconocer cada copa porque  la  de agua es ovalada y más ancha; le sigue en tamaño la copa de vino tinto, que es un poco más estrecha, y  la de vino blanco, que es la más pequeña de  las  copas principales que van a la mesa. La de champagne es más fina, tipo  flauta.

La disposición de las copas en la mesa tiene tres formas: en una hilera, de modo oblicuo al plato y formando un triángulo o elipse frente al plato.

Las copas pueden colocarse en forma horizontal, media curva o  inclinada de arriba a abajo.

Tips

Si desea total elegancia a la hora de colocar las copas, evite el uso de copas de color. La cristalería de color debería  utilizarse solamente en ocasiones más informales. También debe evitar formas complicadas, o diseños vanguardistas, que  hacen difícil distinguir  cuál es la copa de agua o de vino. Un dato importante: las copas jamás se utilizan como servilletero. Otro detalle: al poner la mesa, revise bien  que las copas estén  limpias y transparentes, así como en un buen estado de conservación.