El crudo de nuevo al borde de US$55 por mermadas reservas

http://hoy.com.do/image/article/31/460x390/0/1721E9E2-2742-405F-B28B-F9103EEFBD8F.jpeg

NUEVA YORK (EFE).- El precio del crudo de Texas recuperó ayer la tendencia alcista en Nueva York y cerró muy cerca de 55 dólares el barril, al reavivarse la preocupación por el bajo nivel de reservas, en especial de gasóleo, almacenadas en Estados Unidos.

   Al cierre de la sesión regular, el valor de los contratos para noviembre de Petróleo Intermedio de Texas, el de referencia en EEUU, se situaba en 54,92 dólares por barril, después de un avance de 1,63 dólares o un 3 por ciento respecto del martes.

   El precio de este tipo de crudo llegó a tocar un máximo de 55,20 dólares durante la jornada de contrataciones en el parqué neoyorquino y quedó a un centavo de distancia del anterior récord que estableció al cierre de la sesión del viernes.

   La fuerte reacción alcista se produjo nada más conocerse que las reservas almacenadas de productos destilados, que incluyen el gasóleo de calefacción y el diesel, bajaron 1,9 millones de barriles en la pasada semana, mientras que las existencias de petróleo tan solo aumentaron en 1,2 millones. 

   Las reservas de petróleo acumuladas ascienden a un total de 279,4 millones de barriles, una cifra que es un 3,8 por ciento inferior a la que se registraba hace un año.

   Las reservas de productos destilados disminuyeron por quinta semana consecutiva y el total de 119,00 millones es un 9,6 por ciento a lo acumulado en igual periodo del año anterior, según datos que difundió hoy la Agencia de Información de Energía (EIA).

   Los datos sobre existencias de gasóleo de calefacción fueron más preocupantes aún, ya que indicaron un descenso de alrededor de medio millón de barriles respecto de la semana precedente, para quedar en un total de 49,5 millones.

   Ese volumen representa una disminución de casi 7 millones de barriles o de un 12,2 por ciento respecto de lo almacenado en igual periodo del año anterior.

   Las existencias de gasolina bajaron en 700.000 barriles y el total de casi 120 millones de barriles es un 2,1 por ciento superior a las que había acumuladas hace un año.

   Los datos fueron, en general, más pesimistas de lo que esperaban los expertos e hicieron que revirtiera la tendencia descendente en los precios que se observó en las dos últimas sesiones.

   Las cifras han incrementado la inquietud en el mercado acerca de si los suministros de gasóleo y de petróleo serán suficientes para compensar el incremento en el consumo durante los próximos meses y la necesidad de materia prima por parte de las refinerías.

   Los analistas subrayaron hoy que, al igual que ocurre con la gasolina en los momentos previos al inicio de la época estival, lo que acontece en torno al gasóleo es lo que más influye en la dirección de los precios en los mercados del petróleo, en las semanas previas a la época invernal en el hemisferio norte.

   El bajo nivel de reservas de gasóleo ha llevado también a los precios de este producto a niveles nunca alcanzados desde que comenzó a negociarse en 1978 este tipo de contrato en el mercado de materias primas de Nueva York.

   El precio de los contratos de gasóleo para entrega en noviembre se situó hoy al cierre en 1,56 dólares por galón (3,7 litros), lo que representa un incremento de alrededor de seis centavos respecto de la sesión anterior.

   Los contratos de gasolina para entrega en ese mismo mes registraron igualmente una fuerte apreciación y quedaron a 1,40 dólares por galón, tras sumar alrededor de cinco centavos al valor anterior.

   La preocupación por el bajo nivel de reservas se ha agudizado en las últimas semanas con las interrupciones en la producción y en el abastecimiento a las refinerías que se registran en el Golfo de México, como consecuencia del paso del huracán “Iván” por la zona.

   La producción de petróleo en esa región es en estos momentos un 25,2 por ciento inferior a la habitual, de 1,7 millones de barriles diarios, y desde mediados de septiembre se han dejado de producir 22,5 millones de barriles, según datos difundidos hoy por el Servicio federal de Gestión de Minerales (MMS).