El crudo de Texas toca nuevo máximo de 55,45 dólares el barril

http://hoy.com.do/image/article/194/460x390/0/F4A55B9B-FCFB-497B-BBBB-ABF2EB029DB5.jpeg

NUEVA YORK (EFE).- El precio del crudo de Texas, el de referencia en Estados Unidos, tocó ayer un nuevo máximo de 55,45 dólares el barril durante las dos primeras horas de negocio y a media sesión se cotizaba a 55,25 dólares.

   El aumento se debe a la inquietud por el bajo nivel de gasóleo de calefacción almacenado en Estados Unidos.

   La cifra supone un incremento de casi un dólar respecto al valor de cierre en la sesión anterior y supera el récord anterior de 55,33 dólares por barril que alcanzó durante la sesión del lunes.

   Hacia la media sesión, el precio de los contratos de Petróleo Intermedio de Texas (WTI) para entrega en diciembre se situaba en 55,25 dólares, después de un alza de 0,78 dólares. 

   Los contratos de gasóleo para noviembre alcanzaron los 1,60 dólares por galón (3,7 litros), un nuevo récord desde que se introdujo este tipo de contrato en 1978 en el mercado neoyorquino, y hacia la media sesión se negociaban en torno a 1,59 dólares.

   El precio de los contratos de gasolina para entrega en ese mismo mes mostraban también una inclinación alcista y subían alrededor de tres centavos respecto del jueves, para situarse a 1,44 dólares el galón.

   Los operadores reiteraron hoy que la inquietud sobre si el nivel de oferta de gasóleo y otros productos destilados será suficiente para atender a la demanda a corto plazo, es el factor que más influye en estos momentos en la escalada alcista.

   Después de una cierta pausa en la sesión anterior, los precios repuntaron hoy de forma similar a como sucedió el miércoles, debido a los desfavorables datos sobre reservas de petróleo y productos destilados almacenadas en EEUU.

   El Departamento de Energía informó ese día de que las existencias de crudo son un 3,8 por ciento inferiores a las de igual periodo del año anterior, a pesar de aumentar en 1,2 millones de barriles en la pasada semana.

   La brecha en el caso de los productos destilados, que incluyen el diesel y el gasóleo de calefacción, es aún más desfavorable ya que el volumen de existencias almacenadas es casi un diez por ciento inferior al de hace un año.