El cuento de Navidad de Donald Trump: solo en Washington y sin vacaciones

Washington. A más de 1.500 kilómetros de su familia y amigos, el presidente estadounidense, Donald Trump, pasará el fin de año solo en Washington, donde el frío y las calles vacías dibujan un panorama poco apetecible para un mandatario acostumbrado a grandes celebraciones durante las fechas navideñas.

Mientras su esposa, Melania Trump, y sus hijos disfrutan del cálido clima del sur de Florida, Trump ha optado por quedarse en la Casa Blanca en un momento en el que una cuarta parte de la Administración estadounidense está cerrada por culpa de la falta de consenso presupuestario.

La insistencia de Trump en la necesidad de incluir fondos en el presupuesto para su anhelado muro en la frontera con México y la inflexibilidad de la bancada demócrata del Congreso con esa cuestión han provocado unas navidades incómodas para el mandatario.   “Él se va a quedar en Washington D.C. durante Año Nuevo.

Ya canceló sus planes para Navidad. Ahora, ha anulado sus planes para fin de año”, dijo este viernes el jefe interino de Gabinete de Trump, Mick Mulvaney, en declaraciones a la cadena estadounidense Fox.

El presidente ha culpado repetidamente a los demócratas por el cierre de Gobierno, a pesar de que fue él quien amenazó con paralizarlo por falta de fondos si el presupuesto no incluía una cantidad que considerase suficiente para el muro, como finalmente acabó ocurriendo.