El déficit de viviendas en RD

En República Dominicana los datos estadísticos refieren que en el censo realizado en el 2002, la cantidad de viviendas particulares  estaban distribuidas así: el 52% eran propias, las cuales no tenían ninguna deuda; el 28% en condiciones de alquileres y el 11% residía en casas propias financiadas, el 36% de estas en el Distrito Nacional.

En un estudio realizado por el Fondo Nacional de la Vivienda Popular (FONDOVIP) sobre el Déficit habitacional y la demanda de viviendas  en República Dominicana, publicado en abril del 2001, indica que el déficit habitacional urbano era de 467,170 unidades de viviendas de naturaleza cuantitativa. Más 56,227 hogares de naturaleza cualitativa, destacando que el déficit habitacional de la población  asciende, en aquel entonces a 523,397 hogares que representa el 42.4% del total nacional, así como también un déficit de entorno 1,215,922 hogares (98.5% del total) y en cuyos casos el total de hogares encontrados es (1,234,403) que corresponde al déficit total considerando el período agosto-septiembre del año 2000.

El déficit cuantitativo distingue el número de hogares que requieren  de una vivienda para su uso propio, es decir viviendas que por la precariedad de sus materiales deben ser sustituidas.

El déficit cualitativo identifica las viviendas de los hogares con carencias parciales en estructura, espacio y servicios públicos.

El déficit de entorno considera que la condición habitacional que define la situación de déficit de esos hogares, es que involucra las carencias actuales, tanto dentro de la vivienda como en sus entornos. El dimensionamiento de este último constituye la primera medición integral de las necesidades habitacionales en República Dominicana.

Un estudio del Banco Interamericano de Desarrollo indica que cada año la demanda de viviendas nuevas es de 58,000 unidades. Este déficit habitacional también se refleja en el alquiler.