El Día del Locutor y la vulgaridad de la radio de hoy

http://hoy.com.do/image/article/302/460x390/0/4196D8A0-9BF7-4391-9E63-B324E2100EC1.jpeg

POR JORGE RAMOS C.
Ayer fue el Día del Locutor, que casi siempre pasa sin pena ni gloria, porque las instituciones que tienen que ver con este profesional del micrófono no se preocupan por resaltar tal conmemoración.

Sin embargo, lo más lamentable es que este 18 de abril, consignado por el Poder Ejecutivo, porque en la década de 1940 se realizaron los primeros exámenes para aspirantes a locutores, encuentre a una radio llena de vulgaridades y de términos que atentan contra la moral y las buenas costumbres de la población. Y es que las palabras obscenas y la falta de respeto al oyente no sólo se proyectan a nivel de programas interactivos, muchos de los cuales hacen un excelente trabajo de orientación e información.

Da pena escuchar en muchas estaciones de radio la animación de locutores que consideran que hablando barbaridades con estridencias, doble sentido y faltando a la moral pueden llegar a calar en el gusto de la gente.

Los locutores de los 80’s eran figuras populares y conocidas por la población, cosa que no sucede hoy día con muchos  animadores del reggaetón, el rock, la bachata y el escaso merengue que se coloca, salvo ligeras excepciones de jóvenes muy profesionales frente al micrófono.

Uno se pregunta, si tiene eso que ver con el tipo de animación que se manifiesta en un pésimo ejemplo para los niños y adolescentes. Antes no se escuchaban en la radio esos términos como “pídemelo mami”, “te lo voy a tocar”, “Quiero sonártelo”, entre otras expresiones de mal gusto.

Todavía la gente recuerda a los llamados disc jockeys de aquellos tiempos que marcaron toda una época en la animación musical decente. Sobran ejemplos de profesionales que en el transcurrir de los años han podido mantenerse en el medio explotando otras facetas de la comunicación. En ese aspecto tenemos a locutores como Rubén Camilo, Willy Rodríguez, Raphy D’ Oleo, Francis Moya, Enrique Fernández, Alexis Rubio, Luis Rafael Mejía, José Alberto Martínez y Rubén Darío Aponte, entre otros.

Los aspirantes a locutores deben prepararse cada día más, pues la radio sigue en crecimiento y cada vez ejerce más influencia en las sociedades del mundo, pues  la Internet ha roto las fronteras y ha globalizado la comunicación.

LA POLÍTICA

Un aspecto que ha dañado el lenguaje de la radio dominicana es la política partidista, debido a que con la proliferación de programas interactivos en las mañanas y en las tardes en FM, la banda más escuchada, todo el mundo quiere participar para defender su partido o líder, sin importar el tipo de expresiones que para ello tengan que utilizar.

Hasta por la vía telefónica los oyentes quieren hablar por radio, a tal punto que el público y los productores de los espacios hace tiempo que conocen los nombres y las voces de los opositores del gobierno y los pro-gobiernistas que aprovechan  una diversidad de temas como  el transporte público, los apagones, los congresistas, las instituciones del Estado y hasta la economía.