El Distrito Nacional y el Gran Santo Domingo, catorce años después

-1 de 3-
El pasado 16 de agosto se cumplieron catorce años de vigencia de la Ley 163-01, que redujo el antiguo Distrito Nacional, para recrear la provincia de Santo Domingo, con varios municipios separados de la capital de la República, porque la Constitución solo permite un municipio en el Distrito Nacional.
El momento es propicio para reflexionar sobre ese trascendental paso en la organización territorial de nuestra urbe, adonde se encuentra la capital de la República.
Conviene aclarar que el término ciudad puede aplicarse a cuatro conceptos diferentes, a saber.
1- Toda aglomeración urbana, sin importar su organización político-administrativa, la que puede incluir a dos o más municipios y estados, como Kansas City, entre los estados norteamericanos de Kansas y Missouri, Minneapolis-San Paul, entre el Estado de Minnessota en USA y la provincia canadiense de Ontario; y Buda-Pest, a ambos lados del Río Danubio en Hungría.
2- Un municipio, unidad político-administrativa dentro de un país, que puede incluir o no zonas rurales periféricas; a cargo de los servicios y regulación de la vida cotidiana de un territorio.
3- Un conjunto de edificaciones para realizar funciones institucionales específicas (ciudad universitaria militar, sanitaria, etc.).
4- Un distrito nacional o federal, como territorio donde se encuentra ubicada la capital de una nación.
Así, la ciudad de Santo Domingo, fundada en 1496 y convertida en capital de la Colonia desde 1498, estuvo ubicada en la provincia de Santo Domingo); que incluía a todas las comunidades de las actuales provincias de Santo Domingo, San Cristóbal, Peravia y Monte Plata, los actuales municipios de Los Llanos y Quisqueya, provincia de San Pedro de Macorís; hasta cuando 1932, se estableció el Distrito Nacional y fueron surgiendo de la antigua provincia las mencionadas demarcaciones que terminaron de conformarse en 1939.
De hecho, algunas comunidades periféricas de la ciudad de Santo Domingo, como San Carlos y Villa Duarte fueron municipios independientes; Los Alcarrizos, Los Mina, Haina, Boyá y La Esperilla, terminaron integradas a la ciudad; y otros municipios: San Cristóbal, Baní, Villa Mella, La Victoria, Guerra y Los Llanos, fueron parte de esa provincia.
Tras la modificación del estatus territorial del Distrito Nacional que tuvo lugar en 1959, (redesignado Distrito de Santo Domingo del 1936 hasta 1956), se refundieron sus secciones rurales constitutivas a solo 14. Hacia agosto del 2002, cuando se hizo la reforma fundamental del viejo Distrito Nacional tenía cerca de tres millones de habitantes, de los cuales menos de un millón quedó en el nuevo Distrito Nacional.

El municipio de Santo Domingo Este (SDE) quedó con unos ochocientos mil habitantes, al que se agregó Guerra como distrito municipal, con cuarenta mil; el de Santo Domingo Oeste(SDO) tenia quinientos treinta mil habitantes, de donde salieron como distritos municipales Los Alcarrizos con doscientos mil, y Pedro Brand con cincuenta mil; el de Santo Domingo Norte(SDN) con cuatrocientos mil incluyendo el distrito municipal La Victoria; y el de Boca Chica con más de cien mil habitantes. Una ley posterior consagró estos distritos como municipios y a su vez se crearon los de San Luis en SDE; Pantoja y Palmarejo en Los Alcarrizos; La Guáyiga y La Cuaba en SDO; La Caleta en Boca Chica; y Hato Viejo en Guerra.