El dolor de una madre dominicana por hijo

http://hoy.com.do/image/article/339/460x390/0/17012361-362A-4578-9951-629BECB718C1.jpeg

HNSON   LAWRENCE, Massachusetts, EE.UU. (AP) — El funeral por el sargento Alex Jiménez, nacido en Estados Unidos pero de ascendencia dominicana, atrajo el sábado una gran concurrencia.

El cadáver de Jiménez fue descubierto recientemente en Irak, 14 meses después de hacer sido capturado por el enemigo.  

Más de 100 motoristas de la asociación “Patriot Rider” acudieron a la iglesia de Santa María de la Asunción (St. Mary of the Assumption) 90 minutos antes que los familiares, amigos y personas que nunca conocieron a Jiménez se congregaran ante el templo en el que el sargento recibió la Primera Comunión.  

Un tiro de dos caballos cargó el armón de artillería en el que llegó a la Iglesia el ataúd de Jiménez, cubierto por la bandera estadounidense. La guardia de honor estuvo a cargo de la 10ma. División de Montaña.

Carmen Sánchez recordó su asistencia a una vigilia en la misma iglesia durante el año largo sin conocer la suerte de Jiménez.

“Sus padres, y todos nosotros, esperábamos que regresara a casa con vida, especialmente cuando los medios informativos mostraron tomas de la liberación de los rehenes en Colombia el 2003. Todo el mundo estaba esperanzado”, dijo Sánchez, de 34 años.

Entre las autoridades presentes en el funeral del viernes por la tarde estuvieron el gobernador Deval Patrick, su lugarteniente Timothy Murray, y el brigadier general de la Guardia Nacional de Massachusetts Thomas Sellars, así como el senador demócrata John Kerry, que ayudó a la esposa de Jiménez, inmigrante, a obtener la residencia tras la muerte del soldado.