El drenaje capitalino, un lastre de todos

El drenaje capitalino, un lastre de todos

Bienvenido Montilla

Nadie esperaba que en tres horas se desplomaran 77 milímetros de lluvia sobre el Gran Santo Domingo. Sencillamente cayeron 481 millones de tanques de agua de 55 galones, repartidos en los 1,302.2 km2 de la urbe.

Una hecatombe que produjo 6 muertes y pérdidas millonarias. Obviamente, los que habitan a orillas y arriba de las cañadas fueron los más afectados.

Puede leer: Barcazas turcas vs manatíes azuanos

Con absoluta certeza, en los despachos de los incumbentes de las instituciones responsables de las obras de drenaje pluvial descansan costosos estudios sobre el tema. Quizás nadie da el primer palazo porque son obras soterradas.

Afortunadamente, la construcción del Metro obligó a realizar varios sistemas de drenaje pluvial en algunos puntos críticos, que ahora respondieron positivamente.

Todos somos culpables: Gobiernos inactivos y ciudadanos inconscientes que ensuciamos las calles. Pronto las aguas sanitarias reventarán, esperando el alcantarillado y las plantas de tratamiento. Otro lastre.

Publicaciones Relacionadas

Más leídas