El duelo entre las dos Alemanias separadas por el Muro cumple 40 años

mundial

BERLïN. Hace 40 años, el 22 de junio de 1974, jugaron por primera y última vez en la Copa del Mundo los equipos nacionales de las dos Alemanias, separadas por el Muro, con un victoria histórica (1-0) de la RDA sobre la RFA. Los dos equipos disputaron en Hamburgo el tercer partido de la primera fase de una competición organizada ese año por la Alemania del Oeste. Y si el interés deportivo era menor, ya que las dos selecciones estaban clasificadas para la siguiente ronda, el contexto político le dio una dimensión planetaria al encuentro.

La Alemania Democrática tenía prohibido cualquier gesto de amistad con los jugaodres de la Alemania Federal, en la que brillaba el mejor Franz Beckenbauer. No era el primer enfrentamiento entre las dos Alemanias. Ya se habían encontrado, sobre todo en los Juegos Olímpicos, pero nunca en categoría absoluta y menos en la Copa del Mundo.

Partido tenso, su desenlace llegó en el minuto 78, gracias a un gol de Jürgen Sparwasser, jugador del Magdebourg, único club de la RDA en conquistar un título europeo, la Recopa de 1974, contra el Milan en la final. “No, no me molesta hablar de este gol, es cuanto menos un trozo de historia contemporánea”, señaló el antiguo centrocampista a la agencia deportiva SID, filial de la AFP.

Receptor de un pase de 40 metros cuando entraba en el área, Sparwasser se vio rodeado por tres defensores. Nada más y nada menos que Beckenbauer, Schwarzenbeck y Vogts. “No tenía ninguna oportunidad”, recuerda.

Después de un control afortunado con la cara y de marcharse en velocidad de los dos primeros defensas, pudo sortear al tercero y cruzar el tiro ante la impotencia de otro mito, el portero Sepp Maier.