El espíritu romántico de la “Última vez” de Sin Bandera inunda Viña del Mar

Proc/JFIF/EFE-Calidad:Excelente
Proc/JFIF/EFE-Calidad:Excelente

Santiago de Chile. El espíritu romántico de Sin Bandera, la banda del argentino Noel Schajris y el mexicano Leonel García, regresó once años después al Festival de la Canción de Viña del Mar para hacer las delicias del público que se congregó hoy frente al escenario de La Quinta Vergara.

“Estamos en Viña, y aquí y en todo Chile saben bien lo que es amar”, le gritó el dúo a los 15.000 asistentes a modo de preludio de lo que iba a ser una noche alta en azúcar, llena de guiños a romances frustrados y amores imposibles.

Con el romanticismo como invitado principal presentó Sin Bandera su último disco, “Una última vez”, que también da nombre a la gira que les ha traído a Viña del Mar para seguir demostrando que aún manejan las claves que les lanzaron al estrellato de la música latinoamericana en la primera década de los 2000: balada lenta y letras directas al corazón.

García y Schajris mantienen esa conexión en el escenario: la sobriedad elegante del primero, todo de negro, menos efusivo en sus gestos, contrasta con la viveza del segundo, tatuajes en ristre y vestido a la moda con una vistosa camiseta azul y vaqueros estrechos.

El dúo, que volvió a la actividad en 2015 tras más de siete años separados, soltó entonces las piezas que derritieron el corazón de una generación: empezaron con un éxito como ‘Amor Real’ y siguieron con ‘En esta no’, el bombazo de su último trabajo.