El FMI pide al BCE que suba más los tipos pese a efectos negativos sobre mercado laboral

El FMI pide al BCE que suba más los tipos pese a efectos negativos sobre mercado laboral

FMI (Fuente externa).

El Fondo Monetario Internacional (FMI) pidió hoy a los bancos centrales que sigan subiendo los tipos de interés y mantengan una política monetaria restrictiva hasta que la inflación subyacente baje, a pesar de los efectos negativos que pueda tener sobre el mercado de trabajo.

“La política monetaria debería seguir endureciéndose y mantenerse en territorio restrictivo hasta que la inflación subyacente esté en una clara tendencia a la baja”, defendió la primera subdirectora gerente del FMI, Gita Gopinath, durante la sesión inaugural del foro anual del Banco Central Europeo (BCE).

Gopinath, que hablaba durante la cita celebrada en Sintra (Portugal), defendió que el BCE y otros bancos centrales deben estar preparados para reaccionar “contundentemente” ante la inflación, “aunque signifique enfriar mucho más el mercado de trabajo».

Y avisó de que, si los bancos centrales no actúan, el coste podrá ser “significativamente mayor».

La subdirectora del FMI señaló que lo “preocupante” es que una inflación alta sostenida en el tiempo “podría cambiar las dinámicas» de la subida de precios y complicar todavía más la tarea de reducirla.

Aseguró además que las medidas tomadas hasta ahora por el BCE no han tenido el suficiente efecto- “A pesar de que el BCE ha subido los tipos hasta el 4 %, la actividad sólo se ha desacelerado modestamente”, dijo.

En su discurso, la economista señaló tres verdades incómodas sobre la política monetaria, como que la inflación está tardando demasiado en volver a su objetivo y que las tensiones financieras pueden generar conflictos entre los objetivos de precios y estabilidad financiera de los bancos centrales.

Además, los bancos centrales probablemente experimentarán más riesgos de inflación alcista que antes de la pandemia debido a cambios estructurales como los choques en la cadena de suministros y la emergencia climática.

Por ello, consideró que estrategias y herramientas como las compras masivas de deuda (“quantitative easing») tienen que “perfeccionarse” y es necesario ser “más cautelosos” con su uso “fuera de una recesión».

“La batalla no será fácil (…) No podemos tener un crecimiento sostenido sin recuperar la estabilidad de precios”, concluyó.

LA INFLACIÓN, EN EL FOCO DEL BCE

Gopinath abrió así el foro anual del BCE, tras una breve introducción de la presidenta de la entidad europea, Christine Lagarde.

El foro reúne cada año a gobernadores de bancos centrales, académicos y representantes del sector financiero para debatir sobre política monetaria, esta vez con la estabilización en un ambiente de inflación volátil como hilo conductor.

Lagarde realizará el discurso introductorio este martes y dará paso a las sesiones de paneles, con temas como los mercados de energía.

El miércoles, el panel de política monetaria juntará a la presidenta del BCE con el presidente de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos, Jerome Powell, y los gobernadores del Banco de Inglaterra, Andrew Bailey, y de Japón, Kazuo Ueda.

El foro se realiza desde 2013 en la localidad de Sintra y replica un modelo que la Fed estadounidense pone en práctica desde 1978 en Jackson Hole (Kansas, EEUU).

Este año, la cita se celebra menos de dos semanas después de que el BCE anunciase una subida de sus tipos de interés de un cuarto de punto, hasta el 4 %, un nivel no alcanzado desde la adopción del euro.

La entidad avanzó además un “probable” alza adicional para julio.

Publicaciones Relacionadas