El gobierno negocia topes más holgados

http://hoy.com.do/image/article/53/460x390/0/8F7143B7-637A-4C66-AAC1-CDFB8BF0DC3C.jpeg

POR GERMAN MARTE
El país sobrepasó los alcances de las exigencias del Fondo Monetario Internacional (FMI), y por eso se propone revisar las metas a alcanzar y las cifras durante la próxima semana, cuando se tiene previsto continuar las negociaciones con el organismo financiero, explicó ayer el secretario de Finanzas.

Vicente Bengoa dijo que el gobierno dominicano tiene previsto hacerle algunas modificaciones a la carta de intención para la firma de un acuerdo con el FMI, a fin de lograr más holgura en términos de los topes del endeudamiento y el gasto públicos.

“El fondo realmente se equivocó en algunas estimaciones”, dijo Bengoa, y precisó que el FMI había pronosticado que el país tendría unos niveles de inflación superior al 14% o 15%  y, sin embargo, este año la inflación será de un solo dígito, o sea menos de 10%.

Y lo mismo ocurrió con relación al crecimiento del Producto Interno Bruto, pues el fondo había estimado un 2% y, no obstante, debe estar por encima del 4%, manifestó Bengoa.

Pero el dato más elocuente, de acuerdo con el secretario de Finanzas, es que a pesar de que el gobierno anterior dejó una reserva negativa de US$19 millones, actualmente la reserva brutas del Banco Central es de US$1,400 millones, mientras que la reserva neta es poco más de US$1,100 millones.

Explicó que cuando se firmó la carta de intención con el FMI, se estableció que al finalizar este año el Banco Central debía tener una reserva de US$350 millones, y resulta que al pasar revista al primer trimestre del año, la reserva ronda los US$564 millones, de acuerdo a la metodología del fondo.

“Es decir, en el primer trimestre cumplimos con el año entero, y además de eso hay US184 millones adicionales a lo que teníamos como meta para todo el año”, resaltó Bengoa.

Son estos detalles, explicó, los que se van a revisar en las próximas conversaciones, pues no ha habido falta de cumplimiento, sino un “sobrecumplimiento”.

Dijo que en el plano fiscal se había establecido que los ingresos totales del primer trimestre serían de RD$34,968 millones y que los gastos totales (corrientes y de capital) alcanzarían los RD$38,850 millones. Pero en la práctica los ingresos se elevaron a RD$35,172 millones, lo que significa que hubo RD$204 millones de excedentes en comparación con lo estimado.  

Por eso, los ingresos se cumplieron en 100.6%, destacó Bengoa, al participar como invitado en el Almuerzo Semanal de los Medios de Comunicación del Grupo Corripio.

Con los gastos ocurrió que se había previsto que ascenderían a RD$38,850 millones, y sólo se gastaron RD$32,600 millones, añadió el funcionario.

Y esto significa, precisó, que el gobierno tuvo durante el período un superávit de RD$2,570 millones, en lugar del déficit que se pensaba, “cubrimos el déficit y tuvimos un superávit” porque tuvimos un gasto de RD$6,248 millones por debajo de lo que se había programado.

Reiteró que el gobierno se propone revisar esas cifras y los topes que se habían impuesto al gasto público “es posible que se flexibilicen”, lo mismo con relación a la reserva, y ello daría más holgura al gobierno en términos de los topes del endeudamiento y el gasto público.

Añadió que se había estimado que el gasto corriente sería de RD$27,361 millones pero apenas fue de RD$25,299 millones, mientras que los gastos de capital estaban previsto en RD$10,036 millones, pero sólo se gastaron RD$7,303 millones.

Pero eso produjo una contracción en la construcción que se reflejó en que fue el sector de la economía dominicana que no sólo no creció, sino que en cambio tuvo un crecimiento negativo de RD$12,000 millones “porque el gasto en obras públicas se redujo considerablemente”.

Es posible, observó Bengoa, que esto se debiera al temor que tenía el gobierno de Leonel Fernández de no caer en lo que se había caído anteriormente, “y comprimimos el gasto” de manera significativa.

Empero, indicó, los resultados del primer trimestre se van a reflejar en que las metas del segundo trimestre se van a modificar en torno a los resultados positivo de los primeros tres meses del año.