El gobierno no pretenderá creación de más impuestos en el año 2009

Sería contraproducente que el gobierno aumentara los impuestos en un año de recesión, dijo ayer el secretario de Hacienda, Vicente Bengoa, para negar que se haya hablado con el FMI sobre esa posibilidad.

 Explicó que el concepto “ajuste fiscal” no se refiere a la creación de más impuestos sino a la eliminación de subsidios, en vista de que han bajado los precios de los alimentos y del petróleo.

También debería procurarse una reducción de subsidios de manera significativa al sector eléctrico y al gas propano.

 “Si en medio de una recesión se crean impuestos, en el fondo se le está disminuyendo la capacidad de inversión a la población”, añadió Bengoa.

El próximo año -dijo categóricamente- el gobierno no propondrá nuevos impuestos ni modificará los que existen porque el efecto sería profundizar la recesión y se ha dicho que el 2009 será un año de recesión.

En declaración aparte, el secretario de la Presidencia, César Pina Toribio,  negó que haya planes de propiciar una reforma fiscal. Recordó que al aprobar el nuevo presupuesto no se habló de ese propósito.

El secretario de la Presidencia, César Pina Toribio, descartó ayer que el gobierno tenga entre sus planes propiciar una reforma fiscal.

 Dijo que lo importante es que la misión del Fondo Monetario Internacional (FMI) que estuvo en el país determinó que las autoridades han estado aplicando una política monetaria prudente.

Aunque precisó que le gustaría que este tema lo aborde algún integrante del Gabinete Económico, Pina Toribio recordó que en el reciente Consejo de Gobierno convocado para conocer el proyecto de presupuesto para el año 2009 nadie planteó la necesidad de otra reforma fiscal, sino todo lo contrario.

La misión del FMI que estuvo en el país recomendó al gobierno endurecer su política fiscal para dar espacio a políticas monetarias flexibles en 2009.

Según el FMI, ese ajuste fiscal será clave en la mejoría prevista de la situación financiera del sector energético y la aplicación activa de la penalización del robo de electricidad, así como de una política de tarifa que refleje con precisión los costos.

 “La evaluación de hasta dónde deben llegar esos ajustes fiscales a que se ha referido el comunicado del Fondo Monetario Internacional, yo espero que sea respondida por las autoridades correspondientes (el equipo económico), recalcó Pina Toribio.

Pero insistió en que el proyecto de presupuesto para  2009 que presentó  la secretaría de Hacienda en la reunión del Consejo “no me dá ninguna indicación que el gobierno tenga entre sus proyectos ninguna reforma fiscal”

“De ahí no resultó, para mí, que hubiera ninguna decisión u orientación en el sentido de generar ninguna reforma fiscal”, dijo Pina Toribio.

“Por el contrario, agregó, se fue bastante claro y explícito frente a los secretarios de Estado en las razones que explican esa propuesta de presupuesto y, obviamente, en ningún momento se presentó esa parte”.

Pina Toribio, quien habló en su despacho del Palacio Nacional, reiteró que, hasta ahora, lo que ha oído de los funcionarios del equipo económico es que no hay ningún plan para aumentar impuestos a través de una nueva reforma tributaria.

En otro orden, el Secretario de la Presidencia enfatizó que será imposible, en el marco de la actual situación de crisis financiera global, incrementar la asignación presupuestaria a las diferentes secretarías de Estado y las instituciones autónomas y descentralizadas del Estado.

Una aventura condenada al fracaso

El doctor César Pina Toribio calificó como “una amenaza solitaria” la advertencia del Presidente del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), Ramón Alburquerque, de que someterá a la justicia al Presidente Leonel Fernández por el contrato de compra a Brasil de una flotilla de aviones militares Súper Tucano.

“En todo caso, una decisión de esa naturaza sería evidentemente una aventura condenada de antemano al fracaso porque no hay ningún fundamento para imputarle al Presidente de la República, en el manejo de este préstamo, ninguna irregularidad”, dijo.

Recordó que ese contrato fue objeto de un examen en el Congreso, lo que garantiza que ha sido un proceso transparente.

Volviendo al tema presupuestario, Pina Toribio dijo que la situación en que se encuentran las finanzas públicas y las amenazas a las que el país está expuesto a consecuencia de la crisis financiera global, transformada en crisis económica mundial, no le permiten al gobierno central tomar otras previsiones”.

“Lo que se ha hecho con las secretarías de Estado es exactamente igual para los ayuntamientos y las demás instituciones públicas que demandan un aumento en sus respectivos presupuestos”, sentenció el secretario de la Presidencia.