El gobierno pide a los kenianos que sigan el Mundial desde sus casas

NAIROBI. El gobierno de Kenia pidió este viernes a sus ciudadanos que sigan los partidos del Mundial de fútbol de Brasil en sus casas, y no en lugares públicos, menos de una semana después de unos ataques que dejaron cerca de 60 muertos.

“En la medida de lo posible, se aconseja a los kenianos que vean los partidos del Mundial en la comodidad de sus casas, y no en lugares abiertos abarrotados y desprotegidos”, indicó en un comunicado el ministerio del Interior.   “Aunque el gobierno ha reforzado la seguridad en todas las partes del país, se avisa a los propietarios de bares y restaurantes de que deben mantenerse muy alertas en sus zonas de trabajo”, añade el comunicado.

Esto, apunta el comunicado, garantizará la seguridad “frente a los criminales que puedan tratar de aprovechar el Mundial para cometer actos criminales y violentos”.

El domingo por la noche, unos hombres armados atacaron la ciudad costera de Mpeketoni, cerca de la isla de Lamu, muy frecuentada por los turistas, y mataron a cerca de 50 personas. El ataque se produjo cuando la gente veía un partido del Mundial de fútbol en los cafés y los hoteles.

En otro ataque, en un pueblo cercano, murieron nueve personas más la siguiente noche.   Ambos ataques fueron reivindicados por los islamistas somalíes ‘shebab’, en venganza por la intervención de tropas kenianas en territorio somalí contra los extremistas.