El huracán Sandra pierde fuerza mientras avanza hacia el noroeste de México

Sa

México. El huracán Sandra se degradó a categoría 2 en la escala Saffir-Simpson y se prevé que mañana toque tierra como tormenta tropical en el estado de Sinaloa, en el noroeste de México, informó hoy el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).   En su boletín más reciente, el organismo indicó que el huracán se localiza a 390 kilómetros al oeste-suroeste de San Blas, en el occidental estado de Nayarit, y a 393 kilómetros al sur-sureste de Los Cabos, en Baja California Sur.

El meteoro avanza hacia el nor-noreste a 19 kilómetros por hora, acompañado de vientos sostenidos de 155 kilómetros por hora y rachas de hasta 195 kilómetros por hora.   Sandra genera potencial de lluvias intensas y puntuales torrenciales en Sinaloa y Nayarit, puntuales intensas en Baja California Sur, precipitaciones muy fuertes en Sonora, Chihuahua, Jalisco y Colima, y fuertes en Durango y Zacatecas, detalló el comunicado.

También se prevén lluvias de menor intensidad en los estados de Aguascalientes, San Luis Potosí y Michoacán y vientos de 30 a 45 kilómetros por hora con rachas de 55 km/h en costas de Jalisco y Colima.   Los expertos pronostican oleaje de 3 a 4 metros de altura sobre costas de Nayarit y el sur de Sinaloa; de 2,5 a 3 metros en Jalisco y Colima; de 2 a 3 metros en el sur de Baja California Sur; de 1 a 2 metros en las costas de Michoacán y Guerrero, y de 4 a 6 metros en las inmediaciones del sistema.

Por ello, el SMN pidió a la población extremar las precauciones por lluvias, viento y oleaje (incluyendo la navegación marítima) y atender las recomendaciones del Sistema Nacional de Protección Civil.   Según el pronóstico, Sandra perderá fuerza en las próximas horas y continuará bajando de categoría hasta que mañana toque tierra al norte de Mazatlán como tormenta tropical.

Sandra es el ciclón número 18 de esta temporada de huracanes en el Pacífico, que empezó en mayo pasado.   El 23 de octubre el huracán Patricia impactó en el oeste de México con vientos de 305 kilómetros por hora, y en menos de 24 horas se degradó a baja presión remanente.